Arteta, cansada de “pedir perdón por cantar en nuestro país”

La soprano guizpuzcoana encabeza en Málaga un elenco de ‘La Traviata’ que ha agotado las entradas

07.02.2020 | 18:54

málaga - La soprano guipuzcoana Ainhoa Arteta se confesó ayer "un poco cansada" de que los artistas españoles "prácticamente tengan que pedir permiso y pedir perdón por cantar en nuestro país", y subrayó que "eso no debería ser así".

"Tenemos un gran patrimonio vocal en este país ahora mismo y hay que apostar por él sin complejos y sin vergüenza, porque tenemos un momento de oro en España", resaltó en rueda de prensa Arteta, que encabeza el elenco de la ópera La traviata que se presenta el 23 y el 25 de noviembre en el Teatro Cervantes de Málaga.

Se mostró orgullosa de formar parte de este elenco "con cantantes de primerísimo orden, todos reconocidos en el extranjero y que están haciendo grandes carreras", y añadió que "poderlo hacer en España es fenomenal".

Calificó como "un sueño hecho realidad" volver a cantar La traviata después de haberlo hecho por última vez "hace como quince años", aunque está casi segura de que esta será su despedida del papel de Violetta. "Ha sido uno de los roles de mi carrera y de mi vida. Empecé con ella y canté durante once años muchas traviatas en el Metropolitan, no sé cuántas, pero tuve un problema vocal y no podía cantarla más, porque era algo que se había viciado en mi voz, y la había aparcado con mucha tristeza", relató.

Ahora, después de muchos años cantando al haber "rehecho" su técnica, se ha felicitado de que "los músculos tienen memoria, pero menos larga de lo que creía". "Conseguí olvidar cómo cantaba La traviata y cantarla de la nueva forma, pese a mi miedo", admitió Arteta, que cree que no volverá a interpretar a este personaje. "Nunca se puede decir de este agua no beberé ni este cura no es mi padre, pero en el futuro no tengo previsto este rol, y creo que tampoco me ven en este rol, me ven más en Madame Lescaut, en Madame Butterfly o en otro tipo de roles", afirmó la soprano, y añadió que, en su opinión, es su "despedida", y que ya está "satisfecha de poder hacerla una vez más", porque no podía estar "rodeada de mejores compañeros". Al haberse agotado las entradas para las dos representaciones de la ópera el 23 y 25 de noviembre, el ensayo general del miércoles 21 estará abierto al público. - D.N.

Lo último Lo más leído