La aldea global

Compadres y comadres de Évole

09.02.2020 | 02:18
Compadres y comadres de Évole

se juntaron en alegre camaradería. Se propusieron defenderse de los ataques del maligno periodista conductor de Salvados, y se conjuraron para salvar los muebles, cada uno los suyos de la eterna cuestión de relato, en este caso llamado Proceso al próces, en un ejercicio periodístico de maestros referenciales del periodismo audiovisual, como Joseph Cuní, Mónica Terribas, Antonio García Ferreras, Vicente Vallés o Lidia Heredia, que saben de informar, desentrañar y explicar la actualidad en sus respectivos medios. Una cuadrilla de especialistas en aguantar la tensión, la presión y las exigencias de los protagonistas de la actualidad. Reunión periodística para analizar los modos empleados para explicar las entrañas del proceso judicial al proceso mediático. Con aparente calma y sentido de respeto profesional a los otros, cada profesional fue explicando su visión de la jugada, cumpliendo el dicho popular de que cada uno explica la feria según le va en ella, con un momento glorioso al cruzarse las espadas dialécticas de Mónica Terribas y Jordi Évole, que no llevó la sangre al río. Momento de tensión, y cruce de frases, cada uno en su puesto y lugar y no concediendo nadie ni pizca de terreno y postura a lo largo del programa, que aclaró poco, empatizo mucho e hizo de algunas de las figuras del periodismo ejes mediáticos de interés general. Principio básico del encuentro, la objetividad no existe y cada uno debe atender las necesidades de su audiencia, consumidores que sostienen los medios y sus ingresos comerciales. Medios metidos en medio de la pelea ideológica de unitarios e independentistas, y los relatos animando la vida política y judicial de Catalunya y el Estado. Compadres y comadres reunidos en torno a una mesa a la que faltaba brasero y faldones para completar una entrañable escena de otros tiempos.