13 empresas reciben ayudas para proyectos de música y artes escénicas

El departamento de Cultura del Gobierno ha repartido 230.000 euros para producir los espectáculos

09.02.2020 | 12:43

pamplona - Trece empresas y profesionales de Navarra han resultado beneficiarias de las ayudas que concede la Dirección General de Cultura para la producción de espectáculos de artes escénicas y musicales (Artem Pro) 2019. La convocatoria, dotada con 230.000 euros, se dirige a apoyar una oferta artística de calidad, diversa, innovadora y de interés para todos los públicos.

Las empresas y profesionales que han resultado beneficiarias de las ayudas son: Producciones Maestras, con 25.000 euros para la realización de su proyecto ¡Estás en Babia!; TDiferencia, S.Coop, 23.996 euros para la realización de Perdiendo el juicio; Pasadas las 4, 22.070,49 euros, para la realización de Route 66; Javier Napal Alfaro: 24.986,50, para la realización de su proyecto Kimera; Acrónica Producciones, SL, con 23.415 euros para la realización de su proyecto Lloviendo ranas; Trokolo Teatro: 16.698,42 para El cuento del carpintero; Suakai Música, SL, con 17.355,14 euros para la realización de su proyecto On the rocks; David Lainez Aguirre, con 20.710,31 euros para su proyecto La casa más pequeña; Iñigo Aguerri Escobés e Ismael Yagüe García, Mielotxin, con 2.152,00 para la realización de su proyecto Mielotxin Band; David Almazán Prieto, con 4.150,97 euros para La máquina y yo; Atikus, con 10.178,77 para la realización de su proyecto Maia, una chica del montón; Raúl Madinabeitia Management y Producción, SL, con 14.000 euros para su proyecto Iru, y Laura Laiglesia Lizarazu, 18.753 euros, para la realización de Aita.

música y público infantil Las producciones que han obtenido subvención en la convocatoria Artem Pro 2019 se refieren a variadas disciplinas de las artes escénicas y musicales. Así, Suakai, Miel Otxin Banda y Raúl Madinabeitia Management proponen espectáculos en los que la música es la base. En el caso de Suakai con On the Rocks, proponen un espectáculo elegante e íntimo, un concierto apoyado en imágenes de la ciudad de Pamplona/Iruña con las que buscan dar a los espacios cotidianos una nueva dimensión. El grupo de folk Miel Otxin adaptará su repertorio habitual a la música de banda con el fin de que las formaciones musicales locales puedan incorporar a sus programas la música folk desde una perspectiva distinta.

Por su parte, Raúl Madinabeitia con Iru se detiene en la Navarra medieval de las tres culturas a través de un espectáculo en el que lo audiovisual cobra gran importancia como apoyo de la música, y Route 66, de Pasadas las 4, integra la música en un espectáculo destinado al público infantil mediante una composición de los instrumentos muy original y atractiva.

Hay otras producciones para el público familiar. Producciones Maestras presenta ¡Estás en Babia!, un canto a la imaginación y al deseo por escapar a lugares que nos resulten más amables; Trokolo Teatro se ha basado en el libro El cuento del carpintero, de Iban Barrenetxea (Elgoibar, 1973), Premio Libro Kirico 2011 y Premio Euskadi Literatura Infantil y Juvenil 2012; David Lainez aborda el drama de los niños y niñas refugiados por la guerra con una obra titulada La casa más pequeña, que ya ha merecido reconocimientos en su estreno en Feten 2019, y Atikus se centra en el trabajo de máscaras para hablar de las dificultades de la adolescencia en Maia, una chica del montón.

para adultos En el terreno de las artes escénicas para adultos, las propuestas toman el pulso de los problemas y las inquietudes sociales. Así, TDiferencia, con Perdiendo el juicio, se basa en el caso por el que cinco hombres fueron condenados por abuso sexual a una joven en los Sanfermines de 2016; Acrónica Producciones, SL trabajará con personas que sufren la enfermedad mental en Lloviendo ranas, y Laura Laiglesia Lizarazu, abordará en Aita la situación de las personas de mediana edad que asumen y se enfrentan al cuidado de sus progenitores ancianos y vulnerables.

Por último, las artes del circo también están presentes entre los proyectos subvencionados con Kimera, de Javier Napal Alfaro, un número que precisa la construcción de un singular elemento escénico. David Almazán Prieto también cuenta con ayuda para la realización de su proyecto La máquina y yo, donde un disparatado inventor se enfrenta a una máquina poco colaboradora. - D.N.