Finalizan las obras de restauración del claustro de la Catedral de Pamplona, que seguirá siendo de pago a diario

Para hacer cumplir la Ley de Derechos Culturales, el Gobierno de Navarra se reunirá con la Diócesis y con otros agentes para diseñar un programa que mejore las visitas a edificios de la Iglesia, incluida la seo

12.02.2020 | 00:48
Se ha recuperado la policromía de la Puerta del Amparo
Finalizan las obras de restauración del claustro de la Catedral de Pamplona, que seguirá siendo de pago a diario

pamplona – Después de cuatro años de trabajo y uno más de estudios previos, las obras para restaurar el claustro gótico de la Catedral de Pamplona han finalizado y ya puede visitarse, previo pago, eso sí, de una entrada de 5 euros. La remodelación ha tenido un coste de 4.076.761,17 euros, sufragada en un 55% por Obra Social la Caixa y Fundación Caja Navarra; en un 34% por la Fundación para la Conservación del Patrimonio Histórico de Navarra, dependiente del departamento de Cultura del Gobierno foral, y en un 11% por el Arzobispado de Pamplona y Tudela, propietario del edificio.

 Se han restituido, en forma de facsímil, las pinturas murales en el Sepulcro del Conde de Gages (las originales están en el Museo de Navarra).

Alrededor de 150 especialistas, 76 de ellos restauradores, han tomado parte en estas obras, que han contribuido a recuperar la fuerza de la piedra, convertida en arena en varios lugares, así como detalles de capitales, policromías y otros elementos gracias al empleo de las últimas técnicas en este ámbito. La dirección facultativa ha corrido a cargo de tres profesionales adscritos a la Dirección General de Cultura-Institución Príncipe de Viana: el arquitecto Leopoldo Gil, responsable de la dirección de obra y los proyectos; Violeta Romero, técnica restauradora, y Nora Oroz, arquitecta técnica. Los tres guiaron ayer a los medios de comunicación y otros invitados en el recorrido por el emplazamiento, para cuyo conocimiento en detalle el Gobierno foral piensa diseñar, en colaboración con la diócesis, un programa que aumente y mejore la experiencia del público. Esta iniciativa se enmarcará en la serie de actividades que el Ejecutivo impulsará en este y otros inmuebles propiedad de la Iglesia para que se cumpla la Ley de Derechos Culturales aprobada en la pasada legislatura, que indica claramente que el patrimonio declarado Bien de Interés Cultural (BIC), y la Catedral lo es, deberán abrir cuatro días al mes, al menos cuatro horas cada uno de ellos, de manera gratuita. Y es que, al contrario de lo que afirmó ayer el deán de la Catedral, Carlos Ayerra, para realizar una visita turística a la seo, el claustro y el museo, actualmente hay que comprar una entrada de 5 euros. "La Catedral está abierta gratuitamente todos los días, y el claustro también. Además de eso, hay un sistema de visitas mediante el Museo, y todos los domingos está todo el día abierto sin ningún tipo de contraprestación, con lo cual cumplimos perfectamente", afirmó Ayerra. Sin embargo, recorrer el edificio, incluido el claustro y otras estancias (capillas, etcétera), cuesta 5 euros y el espacio ahora restaurado solo se puede visitar gratis entre las 13.00 y las 14.00 horas, tras la misa dominical.

intervención multidisciplinar Tal y como señaló la consejera de Cultura, Rebeca Esnaola, el claustro ha recuperado "su esplendor original". En 2015, su estado "mostraba síntomas de deterioro y era necesario detener las consecuencias negativas que la exposición a los agentes atmosféricos, a la contaminación y al paso del tiempo provocaban en el magnífico conjunto monumental". Así, se ha llevado a cabo una "intervención multidisciplinar y compleja", con un diseño de obra "pausado y escalonado", añadió Esnaola. Por su parte, Isabel Moreno, nueva directora territorial de Caixabank en Navarra, apuntó el esfuerzo económico que estas labores han acarreado, que por su parte y la de la Fundación Caja Navarra ha supuesto un desembolso de 2,1 millones de euros, y subrayó el empeño de "mantener abierto el claustro durante las obras", en visitas que sumaron más de 3.200 asistentes. Y Javier Miranda, director de la Fundación Caja Navarra, puso en valor la colaboración de las cuatro entidades para culminar unas obras "cuyas destinatarias finales son las personas".


El grueso de los trabajos se ha centrado en devolver al soporte pétreo la fuerza de la piedra sana, cerrando grietas y sujetando fragmentos, y es que, en algunos casos, solo quedaba arena y no había posibilidad de recuperar las propiedades que tenía cuando, a finales del siglo XIII y XIV, se construyó el claustro de la seo. Las diversas actuaciones realizadas se han organizado en trece fases, que han abordado tanto la restauración interior como exterior de las galerías y el sobreclaustro. Se ha usado el láser para limpieza de arquivoltas, tracerías, capiteles y grupos escultóricos y se han cuidado las policromías con métodos mecánicos y químicos, respetuosos con estos delicados elementos.

EN CORTO

Al principio. Se restauraron las galerías nororientales, destacando el sepulcro Garro, la Epifanía de Perut y la fachada de la capilla Barbazana. Diálogo con el Museo de Navarra. Después se acometió el ángulo que incluye el sepulcro de Sánchez de Asiáin y la Puerta preciosa o el sepulcro del Conde de Gages. En este rincón se han restituido, en forma de facsímil (impresión en papel gel), las pinturas murales. Las originales se conservan en el Museo de Navarra.

Puerta del Amparo. La actuación ha permitido descubrir que el dosel de la Virgen es la planta de la catedral inglesa de Wells. También se ha recuperado su vistosa policromía.Vídeo.