caza y pesca

Los cazadores navarros, con los agricultores y ganaderos

Alma Rural aglutina a cuatro centenares de colectivos en defensa del mundo rural

01.03.2020 | 02:32
Manifestación en Madrid en defensa del mundo rural y sus tradiciones.

Pamplona – Desde hace años el mundo rural viene sufriendo un acoso sistemático por parte de diferentes organizaciones ecologistas y animalistas, comprometiendo acciones políticas y jurídicas en detrimento de sus intereses y fomentando la desaparición de la precaria actividad económica del sector primario y de sus sectores adyacentes y de servicios, fomentando el éxodo rural, algo que está transformando los pueblos de nuestro país en pueblos fantasma.

Son muchos y de diferente índole los agravios que sufren tanto agricultores, forestales, ganaderos, cazadores, pescadores, granjeros, etc, mermando las alternativas de viabilidad de los diferentes sectores de actividad y el desarrollo de las gentes del mundo rural, que son los baluartes de la sostenibilidad medioambiental de su entorno y sus grandes conocedores y defensores, y al mismo tiempo los grandes desconocidos de los despachos ministeriales donde se toman las decisiones que afectan a su vida, y de los habitantes de las ciudades.

Si el mundo rural no tendría ya los suficientes nos hemos encontrado que el nuevo gobierno ha creado auspiciado por Unidas Podemos una Dirección General de Derechos de los Animales, que viendo el historial de su responsable y sus primeras intenciones, mucho nos tememos que se vaya a obviar la diferencia entre lo que son mascotas y lo que son animales de trabajo, cuando nada tiene que ver una mascota que está en casa con el perro que está en el campo guiando un rebaño de ovejas o cazando, como se viene haciendo de toda la vida, generación, tras generación.

La macromanifestación de apoyo al mundo rural que tuvo lugar en Madrid el 3 de marzo del año pasado, fue el germen de la creación de Asdemur, Asociación para el Desarrollo y Defensa del Mundo Rural denominada Alma Rural la cual ha conseguido aglutinar a casi 400 colectivos del mundo rural, entre los que se encuentra la UNAC y Adecana, iniciando una ronda de contactos con el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, habiéndose ya reunido con el Secretario de Estado, esperando que en los próximos días se puedan reunir con la ministra Teresa Ribera para hacerle ver la situación real del mundo rural, y reiterarle lo que ya se lanzó el pasado 3 de marzo en la manifestación celebrada en Madrid y de la que se hicieron eco todos los medios de comunicación prensa, radio y televisión, "que el campo se muere".

Se está en contacto con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, denunciando la situación que se está provocando con estas pretensiones legislativas así como con los grupos políticos que gobiernan, así como con los responsables de las CCAA y sus socios de gobierno, para que no apoyen estas decisiones legislativas que aumentan aún más la despoblación, creando un problema donde no lo hay y más cuando les afectan negativamente incluso a las comunidades en las que ellos gobiernan.

Se está denunciando la intromisión entre administraciones, ya que las propuestas anunciadas afectan a ministerios diferentes. La sanidad y bienestar animal siempre ha correspondido al ministerio de agricultura, ahora están en el limbo.

En suma, este totum revolutum que presentan animalistas y que el gobierno ha amparado como suyo no pretenden más que, con la excusa de lo básico, lo obvio y el sentido común el perjudicar aún más a todo lo relacionado con los animales y su actividad en el rural.

Tal como manifestó cuando tuvo lugar la macromanifestación del año pasado su coordinador nacional Carlos Bueno, "no cabe duda que ha llegado el momento de alzar la voz en un clamor general de gargantas gritando al unísono ¡Basta ya de abusos! Es el momento de recobrar la dignidad robada y exigir el respeto perdido por las gentes del silencio."; "Es el instante de la unión de todos y cada uno de los sectores afectados para lograr que la penuria y el trabajo de nuestros antepasados no sucumba y se pierda ante los intereses irrealizables de mentes vividoras de subvenciones y de planteamientos utópicos y poco, o nada sostenibles."

Una de las personas que acudió a la macromanifestación fue el, agricultor, cazador de Tafalla y defensor del mundo natural, Jose Luis Gorricho, el cual nos ofrece su visión de lo que está ocurriendo en el campo y sus posibles soluciones, el cual nos trasmite que "ya es hora de que el Gobierno meta mano a esto, , a mí me pagan 15 céntimos de euro por una lechuga, y la venden en las tiendas a 1 €, un 600 % más cara" Lo lógico y racional es que el margen fuese entre un 100 y un 200 %. "En España se nos exige que produzcamos con una calidad desorbitada, con los costos que ello supone, pero luego al mismo producto que viene de China, Marruecos o Perú llega a la frontera con una exigencias y mano de obra mucho menores, y ante eso no podemos competir en precio, solo en calidad, con el agravante que lo que viene de fuera no se controla los productos nocivos para la salud." Jose Luis exigiría "que en la información del producto se hiciese constar el precio de origen que se paga al agricultor junto con el final con que se vende"

En lo que respecta al medio natural Jose Luis afirma que "en el campo cada vez se respeta más el medio ambiente, pero nos siguen obligando a utilizar productos nocivos para el hombre, cuando el mejor desinfectante para plagas y enfermedades es el fuego natural controlado, y ante esto ponen todo tipo de pegas. Ahora cuando vas al campo todo el año está lleno de Caparras (Garrapatas), y eso, cuando se quemaban las ezpuendas y lindes no ocurría ya que de forma natural se eliminaba todo lo malo". Gorricho pone como ejemplo "lo que está ocurriendo en donde hubo en la zona media un gran incendio (Pueyo, Artajona, Añorbe...) que desde se quemó todo, tras rebrotar de forma natural hay mucha más fauna". "Es lo mismo que ocurre en la sabana africana".