"Cats" arrasa en los Razzie a peores películas del año

Se convirtió en la ganadora porque aspiraba a ocho estatuillas y se llevó seis

17.03.2020 | 11:45
Cartel de la película 'ganadora'

El musical "Cats", un estreno que se ha convertido en un blanco de críticas y parodias este último año, fue el gran triunfador de la 40 edición de los Razzie, conocidos también como los "anti-Oscar" ya que distinguen a los considerados como peores filmes de cada año.

Con un total de seis premios, "Cats", que aspiraba a ocho estatuillas, se convirtió en la principal ganadora -o perdedora- de estos galardones, que a diferencia de otros años no celebró una gala de entrega por la recomendación de evitar reuniones de multitudinarias por el coronavirus.

"Cats" ganó los premios a la peor película, peor guion, peor dirección y peor combinación en pantalla por sus personajes mitad felinos y mitad humanos creados a partir de la técnica de imágenes generadas por ordenador (CGI). Además, también ganaron dos de sus intérpretes como peor actor y actriz de reparto, James Corden y Rebel Wilson.

Justamente, en la pasada entrega de los Oscar, uno de los momentos el más atrevidos se dio con Rebel Wilson y James Corden, que aparecieron disfrazados de gatos para entregar el premio a los efectos audiovisuales, todo un guiño a las reacciones de extrañeza que despertó la película "Cats" con sus animaciones digitales. Curiosamente, el director de "Cats", Tom Hooper, se llevó el Oscar a la mejor dirección por "El discurso del rey" (2011), por lo que el cineasta ahora cuenta en su carrera con ambas estatuillas, la que reconoce lo peor y lo mejor del mundo del séptimo arte.

Por su parte, John Travolta ganó el premio al peor actor por dos papeles, en "The Fanatic" y "Trading Paint", aunque ya lo consiguió en el año 2000. Mientras que Hillary Duff, la estrella de Lizzie McGuire, triunfo en la peor actriz por su papel como Sharon Tate en la película "The Haunting of Sharon Tate", una de las peor valoradas por la crítica de todo el año.

Finalmente, Eddie Murphy, nominado al Globo de Oro por la aclamada "Dolemite is My Name", recibió el reconocimiento Razzie Redeemer Award, una categoría especial que premia a un ganador de los Razzie anterior que consigue remontar su carrera tras una época de fracaso entre la crítica o comercial.