No seas fantasma

12.08.2020 | 00:06
El helado fantasma... pocos lo han visto.

Las playas y piscinas, todo lo sabemos, están llenas de fantasmas. Son esos tipos hipermusculados que acuden a lucir palmito ya bronceados el primer día que asoma un rayo de sol cuando aún no ha comenzado la temporada y todos los demás lucimos color de piel blanco nuclear, que dirían en aquel anuncio de lejía. Viven atrapados dentro un anuncio de Kas Naranja, con sus gafas de sol puestas, su sonrisa perenne hasta cuando entran en el agua helada, que a mí me da un tembleque que me castañean hasta los dientes, y su capacidad de entrarle a todo lo que se mueva, incluso a los balones de Nivea. Son los fantasmas de la playa, estratégicamente repartidos por todos los arenales y piscinas, que inspiraron un helado cremosito de vainilla y chocolate con apariencia de fantasma. Cuentan que se llamaba Fantasmiko y el palo era un chicle, pero nunca he visto ninguno y ya dudo de su existencia. Sí he encontrado el original, que se llamaba Nafty y era de Camy.