Caza y pesca

La caza muestra su lado solidario con reparto de carne a bancos de alimentos

Durante toda la temporada, se entregará carne de caza a organizaciones que atienden a personas sin recursos

10.01.2021 | 01:31
Reparto de carne de caza en Mercamadrid. Foto: Asiccaza

Pamplona – El colectivo cinegético ha decidido que debe poner parte de su esfuerzo en apoyar a las personas más desfavorecidas, sobre todo ante las brutales consecuencias que ha dejado en España la pandemia de la covid-19. Fruto de ese lado solidario, a finales del pasado año 2020 nació una campaña de recogida de alimentos procedentes de la caza, que se están entregando ya a diversas ONG que atienden a los más necesitados.

Bajo el nombre de Carne de Caza Solidaria, varios grupos de propietarios de cotos de caza, además de organizaciones y asociaciones ligadas al ámbito cinegético, han puesto en marcha un proyecto con el que se pretende abastecer de carne de caza a los bancos de alimentos y las entidades similares que proporcionan comidas a las personas con escasez de recursos.

El objetivo que busca esta campaña solidaria es que tanto los propietarios de los acotados, como los productores, cazadores, organizadores, asociaciones e industrias cárnicas (es decir, todo el sector cinegético unido) aporten su grano de arena para paliar la situación de decenas de miles de personas en España. El marco temporal para esta iniciativa comenzó el pasado mes de diciembre y finalizará cuando se cierre la temporada de caza.

El plan nace para cubrir las necesidades de los bancos de alimentos, que carecen en gran medida de alimentos perecederos y proteínas, por lo que "la carne procedente de la caza supone un producto único debido a su origen, 100% natural y criada libremente en los montes, en las mejores condiciones de alimentación y bienestar", según afirman los responsables de la campaña, que apuntan que las donaciones se realizan con porciones de carne troceada en formato ragout, para facilitar la labor de cocinado, "tras haber pasado y cumplido con todos los controles y protocolos sanitarios".

En este primer mes de andadura, ya ha habido colectivos que se han puesto manos a la obra, lo que conllevó un primer reparto justo antes de Navidad. El día 24, se entregó al Banco de Alimentos de Madrid en las instalaciones de Mercamadriduna donación de 150 kilos de caldereta de ciervo (procedente de la página web www.todomonteria.com) y otra de 600 kilos de carne de gamo y ciervo, salida de una montería celebrada en Castilla y León. Esta carne se convirtió en 5.000 raciones de comida, que fueron distribuidas por comedores sociales de la zona.

Para dar todavía más empuje a la iniciativa, se ha creado un portal web (www.carnedecazasolidaria.com) y un vídeo promocional, con los que se pretende hacer hincapié en la colaboración tan importante que puede suponer la ayuda de los cazadores. Los objetivos de los organizadores están claros: contar con más de 200 colaboradores, superar las 5.000 familias atendidas y repartir más de 50.000 kilos de carne de caza.

Detrás de esta campaña solidaria se encuentra, además de grupos de propietarios de fincas de caza, la Real Federación Española de Caza, además de la Fundación Amigos del Águila Imperial, Lince Ibérico y Espacios Naturales de Carácter Privado, la Fundación Artemisan, la Fundación Caza Sostenible o la Asociación Interprofesional de la Carne de Caza, con todas las entidades que comprende. Por supuesto, colabora también la Federación Española de Bancos de Alimentos y, además, las puertas están abiertas para toda aquella organización que quiera sumarse a participar. Instituciones privadas como la Asociación del Corzo Español o el Safari Club Internacional ya han unido sus esfuerzos a la iniciativa.

La gran acogida que está suscitando en el mundo cinegético es la que ha motivado la creación de la página web, donde se recoge toda la información necesaria para realizar las donaciones, así como la evolución de la campaña. Desde la organización se han agradecido ya todas las muestras de solidaridad recibidas y los aportes efectuados también en dar visibilidad al plan y difundirlo por todo el país.

La mecánica para apoyar la campaña es muy sencilla y se posibilitan tres medios de hacerlo: a través de una aportación de una jornada de caza, con una donación especificada en la factura con la empresa cárnica habitual con la que trabaje el coto; gestionando la recogida de reses abatidas en rececho para su posterior preparación y transformación, antes de la distribución a las ONG; o realizando una donación económica. Para esta última opción, toda la información está recogida en la web de Carne de Caza Solidaria.

Tanto los donantes de carne de caza como aquellos que opten por colaborar con una aportación económica podrán obtener el certificado de donación. Además, y en la medida de lo posible, los propietarios de los cotos que entreguen carne podrán elegir la organización benéfica concreta que deseen que reciba el alimento, por motivos de cercanía o afinidad. Un argumento más que la organización de la campaña ve para no dejar pasar la oportunidad de demostrar de nuevo el compromiso de los cazadores con el medio ambiente y con los más necesitados.