Caza y Pesca

El Parlamento inicia las sesiones para establecer su visión sobre la reforma de la ley de caza

La Federación Navarra de Caza acudirá en marzo para exponer sus consideraciones a las fuerzas de la Cámara foral

31.01.2021 | 02:22
Vista general del hemiciclo del Parlamento de Navarra.

La ponencia que habrá de trasladar al Gobierno de Navarra el parecer del Parlamento foral sobre la futura reforma de la Ley Foral 17/2005, del 22 de diciembre, de caza y pesca de Navarra arranca en febrero su calendario de sesiones. Entre el 5 de ese mes y el 11 de junio, los miembros de la ponencia recibirán a los colectivos implicados, para completar su visión sobre el ámbito cinegético y enviarla después al Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente.

El marco que encuadra esta acción es la reforma de una ley que data de hace más de 15 años y que, aunque fue modificada en el 2013 y el 2014, todavía "genera discrepancias con el reglamento", tal y como ha expuesto en varias ocasiones la consejera Itziar Gómez, que ve como una "necesidad" la actualización de la normativa. Pese a que desde su departamento se subraya que la caza genera "beneficios" a la sociedad y al medio ambiente, los cazadores llevan años molestos con la falta de aplicación de varios artículos de la ley, sobre todo, los referidos a la suelta de la perdiz roja, de la liebre y del conejo.

Para arropar la actuación del Gobierno, el Parlamento recabará, a través de la ponencia presidida por Javier Lecumberri (PSN), la opinión de las entidades y grupos más afectados por la normativa. El calendario de estas sesiones (diez en total) arrancará el próximo 5 de febrero, cuando Desarrollo Rural y Medio Ambiente establecerá las bases del proyecto de ley foral para reformar la ley de caza y pesca. Una vez establecidas esas intenciones, la primera institución en participar en estas reuniones será la Federación Navarra de Municipios y Concejos, que comunicará el 19 de febrero sus aportaciones sobre el marco jurídico de la caza y la pesca. Tras ella, acudirá el 5 de marzo una representación de la Policía Foral y de la Guardia Civil, formada por agentes adscritos a las secciones de atestados y protección de la naturaleza.

Sin embargo, la fecha clave será el 17 de marzo, día en el que los integrantes de la ponencia se reunirán con los representantes de los cazadores en Navarra, en una sesión conjunta con la participación de la Federación Navarra de Caza (FNC) y la Federación Navarra de Pesca. En esa cita, el colectivo cinegético expondrá a las fuerzas parlamentarias las directrices que debieran regir las futuras modificaciones de la ley.

Posteriormente, el 16 de abril, los sindicatos agrarios y ganaderos de Navarra (UAGN y EHNE) intervendrán por separado para detallar también sus puntos de vista sobre las repercusiones de la caza, dado su interés directo en la materia debido, por un lado, a los cuantiosos daños de la fauna silvestre en los cultivos; y, por otro, al riesgo de la expansión de las enfermedades animales. El calendario de sesiones se completará con reuniones con diversas asociaciones menores de cazadores y pescadores, y grupos ecologistas, antes de cerrarse con la participación de veterinarios, biólogos, hosteleros y la sección de Seguridad Alimentaria del Ejecutivo foral.

La FNC acudirá a la cita con varios enfoques que, bajo su parecer, debiera adoptar la nueva ley de caza. Desde la visión veterinaria, por ejemplo, el asesor Nicolás Urbani afirma que "la caza no es ajena a la veloz evolución de las actividades humanas dentro de un mundo globalizado y digitalizado". "Las autoridades europeas exigen ahora al colectivo cinegético que intensifique el control poblacional de especies como el jabalí, por sus implicaciones sanitarias, agrarias, ambientales o de seguridad ciudadana", apunta, al tiempo que remarca que nos encontramos en "un marco social abrupto, influenciado desde el animalismo más radical".

A su juicio, "Navarra tiene la oportunidad de desarrollar una nueva ley de caza que sea pionera en recoger un marco normativo adaptado a las nuevas situaciones de la actividad cinegética, y sea, además, un referente nacional y europeo". Para ello, añade, son claves conceptos como "la simplificación administrativa, la autogestión adaptativa de los cotos, el nuevo régimen de responsabilidad, la asesoría científico-técnica, la formación de los cazadores, la divulgación y la concienciación social". "La FNC es la herramienta de engranaje indispensable para solventar estos nuevos retos globales de la actividad cinegética", concluye.

La FNC trasladará también la visión medioambiental, de la mano del ingeniero forestal Aitor Merino, que destaca de antemano que "más allá de declaraciones ambiguas, Medio Ambiente nos debería haber comunicado cuáles son las justificaciones o argumentos técnicos que motivan la modificación de la ley". Del mismo modo, manifiesta que "sería una gran noticia conocer al equipo técnico encargado de elaborar la normativa, sobre todo para poder iniciar con él un proceso de colaboración, en aras de lograr el mayor consenso posible". Encima de la mesa, Merino ve retos como "la caza y la salud pública, las responsabilidades, la economía circular, la formación del cazador del siglo XXI€ Temas en los que la FNC trabaja todos los días".