Anne Barandalla: Lista para volver

dhp después de dos años recuperándose de graves lesiones, la extremo del gurpea beti onak puede debutar hoy ante su exequipo, el lagunak

09.02.2020 | 00:46
La extremo Anne Barandalla, de 18 años, con la camiseta del Gurpea Beti Onak antes de un entrenamiento esta semana en Villava-Atarrabia.

Después de dos años recuperándose de graves lesiones, la extremo del Beti Onak puede debutar.

pamplona - Con 16 años, su rodilla derecha quebró por primera vez. Pasó por el quirófano, se recuperó, volvió a las pistas y la mala suerte se cruzó otra vez en su camino. De nuevo lesionada, de nuevo la misma rodilla, de nuevo al quirófano y a empezar de cero. Ahora, todo ese calvario queda atrás. Después de dos años, Anne Barandalla Diarte está ya preparada para jugar. Para enfundarse por primera vez en un partido la camiseta de su nuevo equipo, el Gurpea Beti Onak, y continuar disfrutando de su gran pasión, el balonmano.

Si las cosas no se tuercen, está previsto que Anne retorne al 40x20 hoy en un escenario y un partido muy especiales: el Polideportivo Municipal de Barañáin y ante el Lagunak, su exequipo. Este fin de semana toca derbi navarro en la División de Honor Plata femenina (DHP), una cita "emotiva" sin duda para reaparecer después de toda la odisea. "Por mi parte ya estoy lista. Estoy con ganas de volver a jugar, de sentir cosas, a la vez que emocionada y nerviosa de que sea ante el Lagunak. Quiero, sobre todo, volver a sentirme la misma jugadora que era antes de lesionarme o incluso mejor", explica la extremo navarra, de 18 años.

Barandalla se muestra fuerte y sus palabras denotan madurez, la que da atravesar en plena adolescencia por una lesión tan temida como demasiado común en los deportistas: la rotura del ligamento cruzado de rodilla. La primera vez que se rompió fue en el Campeonato de España en Blanes, en enero de 2017. La jugadora de Barañáin estaba despuntando, atravesaba "mi mejor momento desde que jugaba al balonmano", después incluso de haber debutado con la camiseta del Lagunak en la DHP. Pero su caminó se truncó. "Aportaba, metía goles, llegué al Campeonato de España y, de repente, todo se volvió negro...". A pesar de que podía caminar y no sentía dolor, el temor de una rotura del cruzado estaba ahí. Y la resonancia lo confirmó. "Fue un bajón. Muy duro. Pero a los dos o tres días cambié el chip y mi objetivo era ponerme fuerte para regresar lo mejor posible".

de nuevo a operarse Tras pasar por el quirófano, inició la rehabilitación y, con esfuerzo, pudo volver a las pistas hacia octubre-noviembre. Esta vez no sería en el equipo de Plata, donde había empezado a dar sus primeros pasos, sino en la categoría Juvenil, "para hacerme de nuevo al campo, a lo que era un partido". Anne Barandalla disputó dos encuentros sin problemas, hasta que llegó el tercero, contra el Malkaitz de Burlada. "Hice un mal gesto y algo me pasó. Tampoco le di mucha importancia, porque ni se me hinchó ni nada". Ni siquiera las primeras pruebas médicas detectaron nada fuera de lo normal y continuó jugando y con su vida deportiva.

Sin embargo, de nuevo una participación en el Campeonato de España se cruzó -para mal- en su camino. En esta ocasión fue el codo, que se le salió en una jugada, y aprovechando esta lesión, decidió mirarse mejor la rodilla para ver si algo se había visto afectado. No funcionaba todo lo bien que debiera. "Decidí no arriesgarme, parar, y volver a meterme en el quirófano en febrero de 2018", asegura. Con una rehabilitación más duradera, de más de un año, entrenamientos continuos en el CEIN y en Zentrum con el jugador navarro del Helvetia Anaitasuna Carlos Chocarro, "al final lo hemos conseguido", y su debut está a la vuelta de la esquina.

ahora, con el beti onak Anne Barandalla regresa más fuerte que nunca a la pista, con confianza, no exenta de nervios, por supuesto, pero feliz por seguir haciendo lo que le gusta: jugar al balonmano.

En su nueva etapa defenderá la camiseta del Gurpea Beti Onak, equipo que apostó por ella aun estando lesionada, algo por lo que se siente muy agradecida. "Ni se me pasaba por la cabeza que me pudiesen llamar tal y como estaba, pero fue un subidón. Me explicaron el proyecto y decidí dar el paso", recuerda. Reconoce que fue una decisión "muy difícil", ya que dejaba atrás sus raíces en el Lagunak, equipo al que "siempre daré las gracias por todo lo que ha hecho por mí, por todo lo que me ha apoyado en todo", destaca.

La extremo zurda quiere "empezar de cero" y hoy ante su exequipo, ante el Lagunak, es una buena ocasión. "Creo que va a ser un derbi apasionante, ya que ellas llevan una racha muy buena. El otro día empataron con el Atlántico Pereda, un rival de la zona alta de la clasificación. La verdad es que esta Liga está muy interesante y puede pasar de todo, aunque lógicamente quiero que el partido lo ganemos nosotras, ya que aún tenemos opciones de quedarnos cuartas. Pero nos lo van a poner muy difícil", augura.

Por de pronto, Anne Barandalla ya ha jugado uno de los partidos más importantes de su vida: gracias a su tesón, al apoyo de su familia y de sus amigos, se ha repuesto de graves lesiones y, si toda va sobre lo previsto, saltará de nuevo a la pista para continuar jugando al deporte que tantas alegrías le ha dado también, el balonmano.

jornada 24

El derbi, en Barañáin a las 20.00 horas. El derbi entre el Lagunak y el Gurpea Beti Onak se disputa esta tarde, a las 20.00 horas, en el Polideportivo Municipal de Barañáin.

El BM Loyola juega en casa a las 18.00 horas. El tercer equipo navarro en Plata, el BM Loyola, juega hoy (18.00 horas) en el polideportivo del colegio San Ignacio ante el HBC'74 IEN Avia.