Agresión en el derbi asturiano

Rivera y Berto, del Sporting, se enfrentan a más de cuatro partidos de sanción por golpear a Joan Femenías, portero del Oviedo

18.04.2022 | 00:16
Christian Rivera (Sporting) golpea a Joan Femenías (Oviedo), rodeado de jugadores rojiblancos. Foto: Efe

El final del partido entre el Sporting de Gijón y el Real Oviedo en el estadio de El Molinón y la celebración visitante por la victoria por 0-1 desataron enfrentamientos, tanganas y empujones entre los jugadores de ambos equipos sobre el terreno de juego y los vestuarios. Entre esos enfrentamientos, un golpe en la cara que propinó el local Christian Rivera al portero carbayón Joan Femenías cuando nueve futbolistas rojiblancos se dirigieron hacia él, y que fue recogido en el acta del árbitro Daniel Trujillo Suárez.

Nada más terminar el encuentro, cuando los jugadores del Oviedo festejaban el triunfo sobre el campo, se produjeron las confrontaciones, una de ellas multitudinaria y una segunda en el otro área. En una imagen recogida durante la retransmisión televisiva de Gol, se ve como nueve jugadores del Sporting de Gijón se dirigen hacia el portero Femenías, al que algunos de ellos empujan, Alberto González Berto le lanza dos patadas y Christian Rivera le golpea en la cara, hasta que interviene Cuco Ziganda, entrenador del Oviedo, para separar.

Tanto Berto como Rivera fueron expulsados por ese motivo por el árbitro Trujillo Suárez, a instancias del VAR, una vez terminado el partido, "En el minuto 90 el jugador (17) Rivera Hernandez, Christian fue expulsado por el siguiente motivo: Una vez finalizado el partido y encontrándonos todos los participantes aún sobre el terreno de juego, a instancias del árbitro asistente de vídeo (VAR), golpear con su mano en la cara con fuerza excesiva al guardameta adversario", se recoge en el acta. "En el minuto 90, González García, Alberto fue expulsado por una vez finalizado el partido y encontrándonos todos los participantes aún sobre el terreno de juego, a instancias del árbitro asistente de vídeo (VAR), lanzar dos patadas a la altura de la pierna al guardameta visitante sin llegar a impactarle", añade.

En ambos casos, el árbitro redactó que dichas expulsiones no se mostraron sobre el campo "debido a que en el mismo momento estaban teniendo lugar otras confrontaciones multitudinarias sobre el terreno de juego y acceso a vestuarios, informando de la misma a ambos delegados en el túnel de vestuarios", aunque el colegiado no especifica ni cita más nombres de protagonistas en esos incidentes entre jugadores.

"Hay gente que su trabajo es proteger, no pegar a los jugadores. Las imágenes están ahí", explicó Pep Martí, entrenador del Sporting de Gijón, en relación a lo sucedido al término del encuentro, mientras que Cuco Ziganda, su homólogo en el Oviedo, pidió "disculpas si alguien se sintió ofendido por la celebración" de sus jugadores, calificó los incidentes ocurridos como "bochornosos" y espera que no se vuelvan a repetir.

Tanto Cristian Rivera como Berto, pidieron ayer disculpas en redes sociales por su comportamiento con el portero del Oviedo. "Lamento mucho los incidentes. No reflejan los valores de mi equipo. Nada justifica mi comportamiento", reza el comunicado de Rivera. "La violencia no está justificada en ningún caso, ni tampoco ante ninguna provocación", manifestó Berto en un texto colgado en redes sociales.

noticias de noticiasdenavarra