fútbol sala | Osasuna 1 - Jaén 3

No hay consuelo para Osasuna Magna

El Jaén remonta, gana el definitivo encuentro y acaba con el sueño de Osasuna, que se queda fuera de la lucha por el título de Liga en su mejor temporada

09.02.2020 | 09:34
Álex Llamas (i) acabó entre lágrimas, Adri Ortego abrazando a Edu, y Dani Saldise buscando al capitán, Roberto Martil.

El Jaén acaba con el sueño de Osasuna, que queda fuera de la lucha por el título de Liga en su mejor temporada.

OSASUNA MAGNA Asier, Araça, Dani Saldise, Rafa Usín y Bynho -cinco inicial-. También jugaron Juninho, Roberto Martil, Eric Martel, Llamas, Álex Diz y Adri Ortego.

JAÉN PARAÍSO INTERIOR Espíndola, Mauricio, Alan Brandi, Rafa López y Míchel -cinco inicial-. También jugaron Ramón, Campoy, Carlitos, Dani Martín, Bingyoba, Giasson y Piqueras.

Goles 1-0, m. 9: Rafa Usín; 1-1, m. 29: Carlitos; 1-2, m. 30: Alan Brandi; 1-3, m. 39: Giasson.

Árbitros Delgado Sastre y Rabadán Sáinz (C. Valenciano). Amonestaron a los locales Bynho, Adri Ortego y Roberto Martil.

Pabellón Anaitasuna. 2.600 espectadores. Antes del partido, se reconoció al equipo de Osasuna Xota, campeón del grupo 3 de la categoría Juvenil Nacional.

pamplona - Jaén ensombreció ayer el sueño de Osasuna, de todo un pabellón Anaitasuna que vio cómo eliminaban a su equipo de la lucha por la Liga y, sin embargo, despedía a los suyos de pie, con honores y con una fortísima ovación. El Xota cayó en el partido definitivo, el de la llave a semifinales por el título, donde debía dejarse el alma haciendo valer el factor cancha, pero que acabó haciendo aguas. El gol de Rafa Usín, adelantando a los navarros, no fue suficiente en un encuentro donde los andaluces se erigieron como un equipo sólido, con credenciales y calidad en el ataque, lo que le permitió remontar el marcador adverso gracias a los goles de Carlitos, Alan Brandi y Giasson.

Toda una eliminatoria estaba en juego y desde el primer minuto se palpó esa tensión sobre la pista, con demasiadas faltas, muchas a favor del Jaén fuertemente protestadas desde la bancada verde -no sin razón en algunos casos- y otras que se quedaron sin su correspondiente sanción. El equilibrio en el juego y la falta de peligro nítido sobre las áreas se vieron truncados a los nueve minutos, cuando el Xota tiró de estrategia para adelantarse. Un saque de banda de Eric Martel acabó con un zurdazo por bajo de Rafa Usín que batió a Espíndola, poniendo el 1-0 en el electrónico.

El camino hacia el título estaba en juego y el Jaén supo reaccionar ante esta adversidad. Carlitos, con anterioridad defensor del escudo verde, avisó con una potente falta despejada con el pie por Asier. Era el preludio de la ocasión más clara para el equipo andaluz en la primera mitad, cuando sacó provecho de las faltas rivales -puso a los navarros con cinco a falta de nueve minutos para el descanso- y dispuso de un doble penalti para igualar. Sin embargo, el portero de Irurtzun estuvo atinado y desbarató el fortísimo disparo de Carlitos.

Con este exiguo 1-0, fiel reflejo de un primer tiempo carente de ocasiones nítidas, se fue al descanso. En la segunda mitad, parecía que los de Imanol Arregui salían con actitud ambiciosa, dispuestos a sentenciar. Bynho, en dos ocasiones, pudo ampliar esta ventaja, pero no estuvo afortunado. El goleador, Rafa Usín, volvió a desplegar su calidad con una magistral jugada por la derecha en la que se fue de dos oponentes y sólo Ramón fue capaz de pararle. Cometiendo falta, eso sí.

Cuando parecía que Osasuna sería capaz de dar un paso adelante, un Jaén más firme y solvente le daba la vuelta al partido. Primero, con un gol de Carlitos con su zurda clavado a la escuadra que el exjugador del Xota no quiso celebrar. Y, poco después, con una excelente jugada personal de Alan Brandi, dejando por el camino a tres defensores y batiendo a Asier, que ponía por delante al Jaén (1-2, m. 30).

Osasuna parecía sentirse más tosco y atascado en ataque, con falta de argumentos para perforar la defensa jienense. Cuando restaban poco más de cinco minutos, Imanol arriesgó con el juego de cinco, con Adri Ortego como portero-jugador. Esta vez no le salió bien. Más bien, al contrario. Giasson cogió un balón en su campo y, aprovechando la meta vacía, sentenció el partido y la eliminatoria (1-3).

Un resultado amargo, una derrota dolorosa, que trunca de nuevo el camino del Xota hacia el título liguero, pero que no empaña en absoluto una temporada mayúscula, con un histórico tercer puesto en la competición regular.