El público en Tokio, en duda

JUEGOS OLÍMPICOS / JAPÓN ESTÁ CONSIDERANDO LA POSIBILIDAD DE PROHIBIR LA PRESENCIA DE ESPECTADORES DESPUÉS DE QUE EL PAÍS HAYA REGISTRADO EL PEOR DATO DE CONTAGIOS DESDE MAYO

08.07.2021 | 00:37
Las jugadoras de la selección holandesa de fútbol, camino de Tokio. Foto: Efe

tokio – Las autoridades metropolitanas de Tokionotificaron ayer 920 nuevos casos de COVID-19, un dato sin precedentes desde mediados del mes de mayo. Estos datos han alertado al gobierno japonés, que está considerando la posibilidad de prohibir la presencia de público en los Juegos Olímpicos.

Los datos de la última semana sitúan a la capital nipona por encima del umbral de casos que el Gobierno considera de máxima preocupación, en un momento clave ante el temor de que la cita deportiva suponga una expansión de la pandemia de la COVID-19 en el país asiático.

Desde el 13 de mayo, cuando Tokio notificó 1.010 nuevos positivos en 24 horas, la zona no había registrado unos datos similares a los de este miércoles, por lo que el Gobierno central estudia si prorroga el actual estado de 'cuasi emergencia', que en principio expira el domingo.

Está previsto que el primer ministro, Yoshihide Suga, anuncie hoy si prorroga para Tokio y otras tres prefecturas unas medidas que podrían suponer, por ejemplo, una reducción mayor del aforo o la no presencia de espectadores. Los organizadores estiman, por ahora, que podrán entrar hasta 10.000 espectadores a los estadios o que se llene el 50% de su capacidad total.

Las autoridades de Osaka, una de las prefecturas afectadas, ya ha pedido al Gobierno que amplíe la 'cuasi emergencia'. "Hay señales de que el coronavirus está volviendo a expandirse de nuevo y hay un alto riesgo de rebote", ha señalado el gobernador de Osaka, Hirofumi Yoshimura, según la agencia de noticias Kiodo.

La ceremonia inaugural se celebrará sin la presencia de público y solo podrán acceder al estadio un reducido número de personajes distinguidos y funcionarios olímpicos.

Los expertos médicos afirman que no tener espectadores en los Juegos sería la opción menos arriesgada en un contexto de preocupación generalizada del público por el riesgo de que los Juegos Olímpicos alimenten nuevos brotes de infecciones.

Los dirigentes llevan meses dándole vueltas a la cuestión, pero el revés sufrido por el partido en el poder en las elecciones a la asamblea de Tokio el domingo, que algunos aliados del primer ministro Yoshihide Suga atribuyeron al enfado del público por los Juegos, les ha obligado a reflexionar. "Desde el punto de vista político, no tener espectadores es ahora inevitable", dijo a Reuters una fuente del partido gobernante.

Japón celebrará elecciones generales a finales de este año y la insistencia del Gobierno en que los Juegos -pospuestos el año pasado mientras el virus se extendía por todo el mundo- sigan adelante este año podría costarle la derrota en las urnas.

noticias de noticiasdenavarra