Federación Navarra de Baloncesto: 75 años de crecimiento

08.12.2021 | 00:27
Agustín Alonso, Pablo Bretos y Aquilino Samanes, los presidentes que pudieron asistir presencialmente a la reunión.

Los expresidentes vivos de FNB hacen repaso de la evolución del deporte de la canasta en la Comunidad Foral en el cumpleaños del ente federativo

La Federación Navarra de Baloncesto cumple el 9 de diciembre 75 años. Tres cuartos de siglo en el que el baloncesto ha crecido y evolucionado para ser un referente en la base, pero con la espinita clavada de estabilizar proyectos en la elite. Hablamos con todos los presidentes que aún permanecen vivos: Aquilino Samanes, Nieves Martínez, Jose Mari Muruzabal, Agustín Alonso y Pablo Bretos, actual presidente.

la evolución El baloncesto, como todo, ha ido cambiando y también su federación, que pasó de tener un grupo voluntario de personas a que ahora está formada por un equipo de profesionales. "Yo fui presidente entre el 79 y el 82 pero ya antes estuve en la FNB. El cambio de entonces ahora es tremendo, ya que nosotros era todo amateur, había un secretaria y para folios. Teníamos un presupuesto de 300.000 pesetas", cuenta Aquilino Samanes. "Con Jose Luis Marsellá ya se había hecho una estructura seria, yo puse en marcha diferentes aspectos y empecé a profesionalizar la Federación. Conmigo por primera vez hubo un Secretario General, Miguel Usar. Y con él empezó a haber más profesionalización", termina. Fue con Jose Mari Muruzábal cuando se dio el salto a la profesionalización. "Asistí a una crisis de la FNB muy potente. Se entró en una gestora y años muy complicados. Era una federación absolutamente diferente, todo era voluntario y el número de equipos comenzaba a crecer. Se absorbía también el deporte escolar. A mí que me va la marcha lo recuerdo con alegría. Era momento de crear estructura. Esa fue mi gran herencia, era la única manera de tener futuro. De hecho el equipo actual comenzó a formarse".

Agustín Alonso fue el encargado de rematar aquel trabajo. "En el día a día conseguimos un grupo de trabajo importante y llegamos a tener un presupuesto de cerca de 1 millón de euros. Quiero recalcar la llegada de Natxo Ilundáin, que le dio un salto de calidad a nuestro baloncesto". Después de Agustín cogió el testigo Pablo Bretos, quien continúa hasta la actualidad. "A mí Agustín me dejó la FNB muy organizada. Los primeros años seguimos aumentando fichas. Cada vez tenemos más zonas con clubes emergentes y potentes aunque aún hay que trabajar en otras. Eso nos ha llevado a tener opciones de realizar proyectos sociales que han funcionado".

Pero no solo en lo económico o estructural creció el deporte. "Había que adaptarse a tiempos diferentes. Cuando yo llegué había 6-8 equipos junior, mira los que hay ahora. Eso trae problemas también ya que hay gente que lo ve de otras maneras. Sin duda Agustín y Pablo han mejorado aún más la situación", cuenta Muruzábal.

problemas "Fueron unos años buenos pero complicados ya que me tocaron los primeros problemas con el Comité de Árbitros. A mí me tocó una huelga y a alguien que le encanta el basket como a mí, eso fue horrible. Aunque acabamos medio solucionándolo, luego acabó mal y Jose Mari Muruzábal tuvo que disolver el Comité de Árbitros". Así introduce Aquilino Samanes el mayor conflicto que ha tenido la FNB. Asunto muy recordado por muchos de ellos. Su sucesora fue Nieves Martín, quien también trató de solucionar el conflicto pero acabó por desgastarla. "El tema de árbitros era como un poder y no querer. No había manera, no sé por qué, pero no era manera de trabajar. Yo tenía 23 años y fue una gran experiencia, pero recuerdo ese asunto como muy desgastante". Finalmente, Muruzábal fue quien finiquitó el tema "tirando por la calle del medio". "Lo resolví tirando por la calle del medio. Pero me trajo muchos sinsabores. La FNB tiene unos estatutos y el Comité está sometido también a ellos, pero había gente dentro de él que quería casi hacer una empresa diferente que diese servicios. Tengo que decir que la asamblea me apoyó en todo momento", confirma el que posteriormente fue el escritor del libro de la historia del baloncesto navarro.

el papel de la mujer desde bien pronto "Ya cuando estaba yo iba creciendo el baloncesto, pero especialmente el femenino, desde el principio. En mi último año ya había más chicas que chicos. En mi época estaba Maria Angeles Gogorza, que hay que acordarse lo que hizo esa mujer por el deporte femenino. Era la vocal en la Federación y trabajaba por las chicas una barbaridad", destaca Aquilino, quien la valentía también de Nieves Martín para coger su testigo. "Yo era una cría con 23 años. No ha habido más mujeres presidentes. Tenía un equipo de gente detrás que me apoyaba mucho. Recuerdo meter muchas horas, intentar hablar con todo el mundo. Duré un par de años ya que luego por la vida lo dejé. En general fue una época buena aunque era diferente a lo actual". Agustín Alonso recalca la importancia que ha tenido la mujer en el baloncesto y reivindica el papel de aquellas que desarrollaron su actividad antes de la explosión del fútbol femenino. "A mí, que me perdonen, pero creo que no se valora mucho todo el deporte femenino antes del fútbol. Nosotros éramos el deporte con más fichas femeninas y ahora a según quien escuches parece que las chicas no hacían deporte. Lo hacían y muy bien. Lo que sí noto ahora es un cambio de tendencia. Antes las mujeres dejaban antes el deporte, a los 20 años, pero ahora hay hasta madres que vuelven a jugar, eso es muy importante".

Retos, elite y tecnología. "Nos falta un patrocinador que apueste por nosotros", cuenta Bretos antes de decir que "creo que no somos conscientes del poderío. Con el partido de la selección metimos 10.000 personas, pocos deportes pueden hacer eso. El Arena es un pabellón idóneo para el baloncesto", remata. Pero ni en chicos, por no llegar, ni en chicas, por no lograr consolidarlo, se ha conseguido un referente estable en la elite. "El baloncesto es muy caro, mucho más que otros deportes. En Navarra tenemos muchas más opciones deportivas además del baloncesto. En chicos BNC estuvo unos años mirando hacia arriba con un presupuesto de mucho dinero y que no era de los más altos de la categoría", afirma Alonso. "Veo la base muy estable y pujante pero la competición lo veo complicado. Estamos en una superprofesionalización y en la tele tenemos espectáculos de basket muy interesantes que complican la asistencia a los más pequeños", comenta Muruzabal. También influye la llegada del covid-19 que ha trastocado todo. "Vino la pandemia y ha sido un mazazo tremendo. Nosotros creo que lo hemos hecho bien. El 20 de marzo hicimos el ERTE y el Gobierno, tenemos que decirlo, nos ha apoyado y ha sido un bastión tremendo. Considero que hemos sido valedores en medidas preventivas, hasta hemos hecho una versión de baloncesto sin contacto. Aún estamos recuperándonos, pero poco a poco vamos haciéndolo".

"Con todo, tenemos que ver el lado bueno y esta pandemia nos va relanzar en un proceso que va empezamos hace unas temporadas y en el que tenemos que estar involucramos todos los estamentos que conformamos la familia del baloncesto. Hemos de concluir con el gran reto de la mejora en todos los procesos informáticos y aprovechar todas las posibilidades que nos dan las nuevas tecnologías, avanzar hacia nuevas formas de trabajo y de vivir nuestro deporte. Ya instauramos la licencias digital, la tramitación de todos los procesos on-line, vamos a avanzar en el acta digital, con todo la potencia que nos da en el análisis de datos y estadísticas, las retransmisiones en streaming, Y tenemos que ayudar y empujar a nuestros clubes en este cambio ayudándoles en la puesta en marcha de herramientas tecnológicas que les facilite su gestión del día a día. Creo que este reto y la paulatina profesionalización de, al menos, nuestros clubes más importantes, podrán las bases del futuro de nuestro deporte" concluye el actual mandatario de la federación.

Y así han transcurrido 75 años de la Federación Navarra de Baloncesto, con sus altos y con sus bajos pero, como hacen los buenos equipos, siempre creciendo.

"El cambio de los 80 a ahora es tremendo, nuestro presupuesto era de 300.000 pesetas"

Aquilino Samanes

Expresidente de la FNB

"Yo era joven, pero los recuerdos que tengo de aquella época, en general, son buenos"

Nieves Martín

Expresidenta de la FNB

"Mi gran herencia fue dejar una federación con una estructura más profesional"

Jose Mari Muruzabal

Expresidente de la FNB

"El baloncesto es muy caro para llegar a la elite, hace falta más dinero que en otros"

Agustín Alonso

Expresidente de la FNB

"Hay que concluir los retos tecnológicos y aprovechar las opciones informáticas"

Pablo Bretos

Presidente de la FNB


noticias de noticiasdenavarra