Basket Navarra se lo cree y triunfa

Los rojillos continúan por la senda de las buenas sensaciones y muestran una nueva cara

15.01.2022 | 23:02
Dos jugadores del CB Marbella intentan taponar a Rogers.

Enerparking BNC 77
CB Marbella 72


ENERPARKING BASKET NAVARRA Balastegui (12), Treviño (7), Fercho (4), Rogers (8), Ugochukwu (21)– cinco inicial– Hoffman (6), Sarobe, Sariñena, Font (5), De la Hera (6), Yárnoz (8) y García.

CB MARBELLA Mutic (18), Fuentes (10), Cameron (16), Wright (7), Savic (5) –cinco inicial–, Llano, Nedeljkovic, Giarraffa (3), Muñoz (3)Fritz (10), Latorre e Ibáñez.

Parciales 15-15, 18-16 (33-31), 23-16 (56-47) y 21-25.
Árbitros Jaime Enrique Álvarez Varela y Adrián Álvarez Rodríguez.
Pabellón Arrosadía.

Basket Navarra salió ayer victorioso en el encuentro ante el CB Marbella. La clave: creer en sí mismos. Tras la sorpresa en casa del líder el objetivo era continuar por ese camino, y Enerparking ya lo ha empezado a encarrilar.
Empieza la segunda vuelta para los rojillos, y empieza con otras sensaciones, con un Basket Navarra que ha crecido. Esta vuelta será diferente.

Comenzó el partido a favor de los azules y con un Enerparking que no encontraba su sitio en el parquet. En ataque el acierto y el movimiento de balón no eran el gran arma de los de Juste, y los de Marbella aprovechaban esas flaquezas para castigar a los locales. Estos no dejaban de sumar y el 0-7 era inevitable.

Tres minutos más tarde estrenaba Fercho el aro local con un tiro debajo del aro liberado. Pero esto solo fue un despiste del rival, ya que habían establecido una muy buena defensa que cerraba cualquier acción rojilla. Continuó Fercho rondando cerca del aro y así logró los siguientes dos puntos. Cuatro puntos en cuatro minutos marcaban la dificultad local para hacer algo de provecho. Pero Basket Navarra no se rendía, empezaba a creer en sí mismo y en la victoria. Los rojillos no lo iban a poner tan fácil. En tres minutos logró lo que necesitaba para llevar el ritmo del partido.

En el siguiente cuarto Marbella comenzaba a fallar dejando paso al nuevo Basket Navarra, quien se ponía por primera vez por delante para no volver a caer. Pero los marbellís les pisaban los pies y les faltaba tiempo para conseguir una ventaja digna, así que se fueron al vestuario con dos puntos de ventaja.

El punto clave del partido estaba en la defensa, y el tercer cuarto fue prueba de ello. Defender hasta robar y de ahí, terminar hasta la cocina fue un aspecto que los rojillos comprendieron bien. En este cuarto, los de Juste despegaron hasta los diez puntos de ventaja, con los que terminaban el tercer cuarto para irse tranquilos al cuarto. Pero esto no fue todo, Hoffman decidió seguir castigando con un triple sobre la bocina que levantaba a su banquillo con el puño arriba paraculminar estos diez minutos.

Pero diez puntos no son nada si el rival se relaja, y Basket Navarra se confió un poco. Así que con dos triples y un tiro de dos, los de Marbella miraban a los ojos a Enerparking y apretaban los dientes. Quedaban seis minutos para cumplir ese objetivo de seguir el camino al cambio y prolongar las buenas sensaciones del miércoles pasado ante el líder.
Los rojillos no iban a permitir ni una. Lo que sí se permitieron fue ser líderes a partir de entonces ayer en Arrosadía, tanto que la plantilla rojilla saltaba del banquillo alzando el puño y expulsando la adrenalina que el equipo necesitaba. El objetivo estaba cumplido. Basket Navarra cree en sí mismo, cree en estas nuevas sensaciones. Esta vuelta será diferente. Enerparking ha crecido y todo, gracias a esa confianza rojila.

noticias de noticiasdenavarra