Miriam Arrillaga: "La exigencia de la pelota mixta es grande y trabajo día a día"

15.12.2021 | 01:02

Miriam Arrillaga (Aginaga, 2000) alzó la última txapela del Cuatro y Medio. El domingo en Mungia busca reeditar el título

Mungia – Miriam Arrillaga es una de las zagueras más importantes del panorama manista. Después de tumbar a Enara Gaminde en una semifinal dura (22-15), quiere volver a conquistar la txapela del Master Laboral Kutxa del Cuatro y Medio de pelota mixta el domingo en el Municipal de Mungia ante Amaia Alday.

Espera reeditar la txapela.

—Tengo una final muy dura por delante, pero una vez que estoy aquí quiero llevarme el título de nuevo.

Son dos pelotaris con estilos totalmente opuestos.

—Yo soy zaguera y ella es delantera. Eso tiene mucha influencia. Mi juego es más a bote, para meter velocidad y alargar el partido; mientras que Amaia busca el remate enseguida.

¿La paciencia contra la explosividad?

—Se podría decir que sí. Uno de mis fuertes es la paciencia. Sé lo que hay: al ser zaguera, no sé terminar como ellas. Si alargo el tanto, tendré mucho ganado. No puedo permitir que esté cómoda en los cuadros alegres, porque puede meterme en un buen lío.

Su tránsito en el Master Laboral Kutxa del Cuatro y Medio ha sido muy bueno. Eso sí, Enara Gaminde le puso las cosas muy complicadas en las semifinales.

—Así es. Fue una eliminatoria dura. Me gustan ese tipo de partidos, porque me hacen llegar con más confianza a la final. No perdí la cabeza.

¿La final pasa por mantener la compostura y no entrar en el ritmo de Alday?

—Es vital mantener fría la cabeza, estar tranquila. Es importante estar serena y jugar el tanto bien, pase lo que pase después.

Es fiable.

—Voy mejorando cada día. Voy paso a paso. Aún hay margen de mejora.

En los últimos años la pelota a mano femenina ha crecido exponencialmente. En su caso, ha vivido personalmente todo esa eclosión. ¿Cómo lo analiza?

—Hace unos años ni siquiera pensábamos que íbamos a estar jugando finales televisadas. Estoy muy contenta de estar aquí arriba.

Definitivamente, la pelota mixta ha llegado para quedarse.

—Es el presente de la pelota a mano femenina. Me gusta mucho este material. Ha venido para quedarse. Mientras siga disfrutando, seguiré aquí.

Ese material es exigente, por lo que es necesario un trabajo físico y técnico mayor.

—La exigencia es grande. Si quieres estar arriba, hay que trabajar día a día. Entreno físico dos veces a la semana e intento hacer otros dos de técnico. Es importante estar preparada.

noticias de noticiasdenavarra