El Gobierno rechaza la suspensión de impuestos e incide en reforzar el gasto social

Nadia Calviño, ministra de Economía, rechaza que el Estado pague el permiso retribuido recuperable

02.04.2020 | 00:30
La vicepresidenta tercera y ministra de Economía, Nadia Calviño. Foto: Efe

madrid – La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, confirmó ayer, sobre la no suspensión de la recaudación de impuestos como el IRPF, IVA o Sociedades, que España necesita esos ingresos porque los gastos públicos, como lo sueldos de los sanitarios y de los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, "no desaparecen".

"Esta situación es excepcional pero eso no quiere decir que no necesitemos ingresos (...) Estamos haciendo todo lo posible con moratorias, sin intereses, con todo tipo de facilidades a las empresas que lo están pasando mal, pero no podemos abandonar el funcionamiento normal del sector público", insistió Calviño.

En cuanto a las demandas del mundo empresarial para que el permiso retribuido por paralización de la actividad no esencial lo pague el Estado, Calviño indicó que, aunque comprende la reclamación, el Estado, el sector público, no puede reemplazar al conjunto de la economía".

Calviño aseguró que el Gobierno "ha hecho todo lo posible" por atender las reclamaciones de los trabajadores autónomos, para los que se han arbitrado muchas medidas, como la moratoria de cotizaciones o una prestación extraordinaria por cierre de negocio o disminución significativa de ingresos.

En este punto, confesó que el Ejecutivo recibe todos los días solicitudes de "miles de colectivos" reclamando medidas para ellos y que el Gobierno lo que ha intentado es actuar de manera "razonable". De ahí, dijo, que el Consejo de Ministros aprobara el lunes un paquete de 50 medidas para "cubrir los huecos que pudieran quedar".

Sobre cómo se pagarán todas las medidas que ha estado arbitrando el Gobierno para paliar la emergencia sanitaria, económica y social, Calviño aseguró que el Ejecutivo "no ha parado de buscar financiación", movilizando todos los recursos disponibles, como los remanentes de organismos autónomos o los fondos destinados a políticas que al final no se van a poner en funcionamiento por la crisis del COVID-19.

pide flexibilidad a europa Además, afirmó que España ha pedido "flexibilidad máxima" a la Comisión Europea para poder reutilizar los 11.000 millones de euros de fondos estructurales que aún le quedan para este año.

Preguntada por si el Gobierno se plantea pedir un "rescate" a Europa, Calviño subrayó que España no está teniendo problemas de liquidez ni financiación en los mercados, "lo que no obsta para que el Ejecutivo siga reclamando a Europa una respuesta para la salida de esta crisis", enfatizó.

En este sentido, afirmó que ella no renuncia a los eurobonos porque tiene que existir algún sistema de mutualización de la deuda para que esta crisis "se pague entre todos y no cada país por su cuenta".

Por otro lado, la ministra quiso mandar un mensaje de agradecimiento a las empresas porque la mayoría están actuando con "enorme responsabilidad" y por su solidaridad en el envío de material sanitario y donaciones para combatir la crisis.

Además, destacó la "extraordinaria inventiva" que están mostrando algunas empresas para reinventarse en plena crisis sanitaria. Eso, añadió, "es una característica de España, la de no quedarse sentado a ver cómo otro te saca las castañas del fuego".

los datos

11.000

millones. España ha pedido a la Comisión Europea flexibilidad para poder reutilizar los 11.000 millones de euros de fondos estructurales que lo quedan para el 2020.

Las cifras del paro serán negativas. La ministra de Económia Nadia Calviño reconoció ayer que los datos de paro de marzo, que el Ministerio de Trabajo publica hoy, "no serán positivos" a tenor de los datos diarios que se han ido conociendo sobre la presentación de expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE).