alerta sanitaria

El teletrabajo amenaza con provocar el fin de Silicon Valley

La pandemia ha obligado a las grandes empresas tecnológicas a implantar el empleo remoto y vaciar sus sedes y oficinas

05.06.2020 | 01:52

San Francisco – Twitter ya ha dicho a sus empleados que no hace falta que regresen jamás a la oficina. Facebook quiere que la mitad de los suyos trabajen desde casa en 10 años. El covid-19 ha acelerado el empleo remoto en Silicon Valley, lo que, a su vez, amenaza la existencia misma del clúster tecnológico.

Hasta hace solo unos meses –antes de la pandemia– tener una oficina en San Francisco, San José o alguna de las poblaciones aledañas era casi un requisito para cualquier empresa tecnológica estadounidense e, incluso, de otros países, puesto que ello demostraba estatus y abría puertas tanto de talento como financieras.

Precisamente la concentración geográfica de personal cualificado, inversores y otros profesionales especializados en tecnología como abogados o publicistas era uno de los principales reclamos del clúster tecnológico, un argumento que el covid-19 ha puesto en duda.

Permitir a los empleados trabajar desde casa de forma permanente no solo permitiría el acceso de las firmas tecnológicas a talento fuera de Silicon Valley, sino que, además, les permitiría rebajar gastos tanto en personal como en inmuebles.

Apple se acaba de gastar 5.000 millones de dólares en su nueva sede de Cupertino; Google, 2.400 millones en sus oficinas en el centro de Nueva York, y Salesforce tiene alquilada la torre más alta de San Francisco.

Poder prescindir de estos espacios o, al menos, reducir considerablemente sus dimensiones supondría ahorros multimillonarios cada año para las empresas, especialmente cuando Silicon Valley es una de las zonas con el metro cuadrado más caro de todo EEUU. La gran duda respecto al trabajo desde casa es su efecto sobre la productividad y la creatividad, dos aspectos esenciales para el funcionamiento de una empresa tecnológica.

Si la tendencia se acentúa y otras empresas toman decisiones similares en los próximos meses, Silicon Valley podría cambiar para siempre, y con ella la concentración empresarial y de talento, pero también los precios desorbitados de la vivienda, el intenso tráfico y la gentrificación.

noticias de noticiasdenavarra