El Gobierno foral presenta un plan de choque de dos años para paliar los efectos del Covid-19 en el sector turístico

En una primera campaña se dará prioridad al turismo gastronómico, rural y familiar, además de actividades de naturaleza y deporte.

12.06.2020 | 15:54
Javier Adot, encargado de la empresa Guiarte

El Gobierno de Navarra ha presentado este viernes en el Consejo de Turismo el borrador del Plan de Acción de Turismo 2020-2022, un documento con el que se pretende hacer frente a los efectos que la crisis del Covid-19 ha provocado en el sector.

Este plan de choque prevé "una redefinición de los segmentos prioritarios para el turismo navarro, dando prioridad al gastronómico, al rural y familiar, a las actividades de naturaleza y deporte y al turismo de salud, e impulsando el turismo local y de proximidad", ha explicado el Gobierno navarro en un comunicado.

El objetivo es "impulsar una serie de productos, recursos y experiencias turísticas adaptadas a la nueva realidad generada tras el Covid-19, ofreciendo destinos con menor afluencia y en los que se implanten los debidos protocolos sanitarios". Según ha indicado el Gobierno, ha contado con las aportaciones de empresas y asociaciones del sector para "consensuar una oferta turística de Navarra acorde a la nueva situación".

A esta diversificación de productos y experiencias, se sumará "una labor de promoción y potenciación de los recursos alineados con los objetivos del Plan Estratégico de Turismo 2018-2025, que incluye la atención a los mercados de proximidad y posicionar a Navarra dentro del turismo europeo".

En este sentido, ante la crisis sanitaria se prevé "reorientar la oferta turística centrando la atención en las comunidades limítrofes y el sur de Francia, además de Madrid y Cataluña, de donde proceden un importante porcentaje de turistas nacionales". En ellos se centrará la campaña de comunicación que está elaborando el departamento de Desarrollo Económico y Empresarial, y que verá la luz próximamente tanto en medios tradicionales como digitales.

El Plan de Acción prevé también "intensificar la labor de inspección en establecimientos y servicios, para evitar situaciones de ilegalidad y competencia desleal".

El consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi, ha encabezado la reunión, celebrada por videoconferencia, en la que han participado responsables de la Federación Navarra de Municipios y Concejos, la Cámara de Comercio de Navarra, el Ayuntamiento de Pamplona, Cederna-Garalur, el Consorcio Turístico Plazaola y el Consorcio de Desarrollo de Zona Media.

También han partiipado representantes de las asociaciones AEHN, ANAPEH, Hoteles de Pamplona, Hoteles Rurales de Navarra, Casas Rural Hiruak-Bat, Casas Rurales y Apartamentos Turísticos, Campings de Navarra, Restaurantes del Reino, Albergues Lagun Artea, la Asociación Navarra de Agencias de Viaje, la Asociación Navarra de Empresas de Actividades Turísticas Bideak, Asociación de Restaurantes de Navarra, UGT y NICDO (Navarra infraestructuras Culturales, Deporte y Ocio).

SIETE LÍNEAS DE ACTUACIÓN. En concreto, el Plan de Acción de Turismo recoge un total de 25 objetivos con 51 medidas, con las que se pretende impulsar "un sector especialmente afectado por las restricciones de movilidad decretadas a nivel nacional e internacional".

Ante esta situación, el plan prevé siete líneas de actuación, que van desde impulsar la participación de las empresas del sector a reorientar las ayudas y subvenciones para hacer frente a las nuevas necesidades. Todo ello "sin olvidar la formación, la adaptación del producto, el impulso a la innovación y la inteligencia turística y la comunicación y comercialización del potencial turístico navarro", han destacado desde el Ejecutivo foral.

De las 51 medidas planteadas, once ya se han puesto en marcha y una veintena lo harán en breve. Entre las ya realizadas, el Gobierno foral ha atendido las consultas de más de mil profesionales del sector y ha enviado 24 boletines informativos. Además, se han llevado a cabo acciones para mejorar la coordinación de la Administración y el sector con más de once reuniones con 145 participantes, intensificando la comunicación con cuatro jornadas online en las que han tomado parte muchas instituciones estatales y de otras comunidades autónomas, así como empresarios navarros e internacionales.

También se ha diseñado un programa de ayudas relativas al Covid-19. Se han establecido sistemas de colaboración público-privada para la recogida de información y monitorización del impacto de la pandemia en el sector, a través del Observatorio Turístico y se han realizado actividades formativas online sobre las medidas de higiene, limpieza y protocolos que deben implantar las empresas y establecimientos turísticos. Estas formaciones siguen estando disponibles en la plataforma de formación del Servicio Navarro de Empleo.

Por su parte, a medio plazo está previsto establecer alianzas estratégicas tanto nacionales como internaciones en redes turísticas, gastronómicas, culturales y de naturaleza, e impulsar la coordinación con el Gobierno central y otras instituciones. En materia de subvenciones, se va a trabajar un una convocatoria de ayudas para la implantación de protocolos en las diferentes industrias turísticas y otra para mejorar la competitividad, la digitalización y la sostenibilidad del sector.

Entre las acciones de formación, se impulsarán las acciones encaminadas a la personalización de la gestión turística y la promoción y posicionamiento en el mercado, además de fomentar la innovación digital. Precisamente en este ámbito, el Gobierno de Navarra se ha propuesto elaborar una hoja de ruta para la transformación digital del sector y desarrollar soluciones innovadoras.

A todo ello se suma el fomento de iniciativas que desarrollen productos, servicios y experiencias diferenciadoras, únicas e innovadoras, de manera que la Comunidad foral pueda identificarse como un destino "innovador y diferencial". Para desarrollar esos productos y servicios innovadores, el Plan de Acción plantea la necesidad de realizar una importante labor de recopilación de información, ayudándose del Big Data.

Se trata de conocer cómo se comporta el turista en Navarra, qué hace, dónde viaja y cuál es su compromiso con la sostenibilidad. En esta búsqueda de datos también será relevante la opinión de los residentes de los lugares de destino y la imagen que de Navarra se proyecta en el exterior y perciben los turistas.

Asimismo, se trabajará en la monitorización de los mercados potenciales tanto nacionales como internacionales, para enfocar en ellos las actividades de promoción y marketing.

PLAN "CONSENSUADO". El Ejecutivo foral ha puesto en valor que el Plan de Acción 2020-2022 frente al Covid-19, que surge al abrigo del Plan Estratégico de Turismo 2018-2025, cuenta con "un apoyo mayoritario del sector". De hecho, según ha indicado, "el 93% de la representación del sector ha apoyado la visión y misión del plan, que busca la transformación turística de Navarra, mejorando su competitividad, digitalización, calidad, sostenibilidad e inclusión".

Su puesta en marcha ha sido necesaria para adaptar el Plan Estratégico de Turismo 2018-2025 a la nueva realidad sobrevenida tras la crisis sanitaria, sobre todo, teniendo en cuenta que la Comunidad foral "focaliza buena parte del sector en la recepción de turistas venidos de fuera". Sin embargo, entre marzo a junio la llegada de estos ha sido nula ante el cierre de fronteras y la imposibilidad de desplazarse entre comunidades autónomas. Además, la llegada de turistas en los próximos meses será aún limitada, por lo que Navarra quiere poner el foco en la población navarra, ofreciendo turismo familiar, gastronómico y de naturaleza.|