La hostelería vasca ha presentado 3.662 ERTE desde el 30 de septiembre

Un total de 105 expedientes han sido denegados, 1.345 han sido resueltos favorablemente y 2.116 están pendientes de resolución

17.11.2020 | 13:40
El cierre de la hostelería ha dejado al sector en una situación crítica.

El número de ERTE presentados en el sector de hostelería en Euskadi desde el pasado 30 de septiembre hasta este lunes asciende a 3.662, si bien no son todavía datos definitivos y, de ellos, 2.116 están pendientes de resolución.

Estos datos han sido facilitados en un encuentro telemático por los responsables del Departamento de Trabajo y Empleo del Gobierno vasco, entre ellos los viceconsejeros Jon Azkue y Elena Pérez Barredo, respectivamente, quienes han valorado el instrumento de los ERTE para lograr "salvaguardar" el máximo de empleo en Euskadi.

En el encuentro, se han referido a los datos sobre los ERTE que el Gobierno vasco tiene previsto ofrecer con una periodicidad mensual, para poder contar con una imagen más real sobre la utilización de esta herramienta y los trabajadores afectados, una vez contrastados los datos con el SEPE, encargado de abonar las prestaciones por los expedientes.

A la hora de analizar los datos de ERTE presentados, hay que tener en cuenta que una empresa puede presentar varios expedientes y que se pueden mantener ERTE, sin tener que retirarse, aunque no se estén aplicando.

Asimismo, teniendo en cuenta que se trata de una flexibilidad, un ERTE se puede plantear para un número determinado de trabajadores, lo que no implica que a todos ellos necesariamente se les esté aplicando el expediente.

En los ERTE, se distinguen dos fases, una primera, hasta el 29 de septiembre, en la que se contabilizaron en Euskadi 28.924 expedientes, de los que 25.556 fueron de fuerza mayor y 3.368 por causas económicas, técnicas, de organización o producción (ETOP). Esos expedientes estaban planteados para 229.249 trabajadores, de los que 83.051 eran hombres y 77.014 mujeres.

Una segunda etapa se da a partir del 30 de septiembre, cuando, tras el Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre, se regulan nuevas figuras como los expedientes por limitación o impedimiento de la actividad, que son los que afectan principalmente a la hostelería, dadas las restricciones establecidas en este sector para hacer frente a la pandemia de Covid-19.

Los ERTE presentados desde el 30 de septiembre hasta este pasado lunes en Euskadi han sido 4.630, de los que 4.375 son de fuerza mayor y 255 por causas técnicas, organizativas y de producción. Esos expedientes están solicitados para un total de 29.507 trabajadores, de los que 25.002 se corresponden con ERTE de fuerza mayor (11.411 hombres y 9.086 mujeres) y 4.505 de ETOP (3.486 hombres y 1.019 mujeres).

ERTE EN HOSTELERIA

De esos 4.630, se han presentado, desde el pasado 30 de septiembre hasta ayer, 3.662 ERTE en el sector de hostelería de Euskadi, que es uno de los más afectados por las medidas restrictivas para hacer frente a la pandemia, inicialmente con restricciones de aforo y, en este momentos, con su cierre total salvo para llevar comida a domicilio. De esa cifra, 2.627 son de impedimiento de toda actividad, 670 de limitación y 365 ordinarios.

De estas cifras, 105 expedientes han sido denegados, 1.345 han sido resueltos favorablemente, 55 son desistidos y un total de 2.116 están pendientes de resolución.

Esos 3.662 ERTE se han planteado para 16.880 trabajadores (7.062 hombres y 9.818 mujeres), si bien eso no quiere decir que esas sean las personas que realmente, en estos momentos, están en ERTE.

Por Territorios, 551 de los expedientes se han presentado en Alava para 2.572 trabajadores, 1.859 en Bizkaia para 8.300 y 1.252 en Gipuzkoa para 6.008 personas.

Pese a la actual situación, desde el Gobierno vasco se confía en que, a medida que se vaya solucionando la crisis desde el punto de vista sanitario, la recuperación económica sea "rápida" y el viceconsejero de Trabajo se ha mostrado convencido de que, cuando se vaya avanzando hacia una mayor normalidad, se volverá "bastante" a las cifras que "nunca" les hubiera gustado abandonar en materia de empleo. "No hay que afrontar 2021 con miedo", ha apuntado.