Pepe Álvarez (UGT) defiende la movilización para derogar la reforma laboral

05.03.2021 | 14:51
Pepe Álvarez, durante el congreso

El secretario general confederal de este sindicato recuerda que la próxima concentración será el 11 de marzo

Pepe Álvarez, secretario confederal de UGT, ha señalado "el buen trabajado realizado en Navarra en estos cinco años". Este sindicato "hunde sus raíces en la sociedad", ha reiterado, y ha reivindicado el papel de sus siglas para la emancipación de la clase trabajadora en sus 130 años de historia y en la actualidad. "Tenemos por delante días complejos. Vamos a seguir trabajando por mejorar las condiciones laborales de los empleados y empleadas de la Comunidad Foral, e incrementando nuestra presencia", ha resaltado.

Álvarez ha manifestado que el Estado ha prometido mucho pero que no ha cumplido, y que eso provoca desazón en la sociedad. "Vamos a exigir que se deroguen las leyes que impiden la libertad de expresión que nos alejan de la legislación de la UE y reformas laborales. Se habla mucho pero se publica poco en el BOE", ha repetido.

El secretario general confederal ha reiterado la necesidad de la movilización para equilibrar fuerzas y evitar la presión de los poderos económicos. "Las cosas deben cambiar en nuestro país. Nadie nos va a regalar nada", ha especificado.

Álvarez ha abogado por la movilización para "incluir la ultraactividad en los convenios, para lograr empleos de calidad... en definitiva para derogar las reformas laborales". La próxima cita será el jueves 11 de marzo en todas las capitales de provincia.

Ha pedido al Estado que mejore el mecanismo para contar el Ingreso Mínimo Vital; y ha solicitado una política de vivienda que regule el alquiler citando a Alemania.

También ha resaltado que UGT debe llegar a los trabajadores y trabajadoras de las empresas de menor tamaño, y luchar contra la desigualdad. Y ha exigido la participación de los agentes sociales para acordar los proyectos empresariales que van a optar a los fondos europeos de reconstrucción. Además ha propuesta la presencia del Estado y de sindicatos en aquellas grandes corporaciones que se beneficien de esos fondos públicos.