El euríbor se dispara en febrero: ¿cuánto se encarecerán las hipotecas?

El índice de referencia de la mayor parte de las hipotecas cerró el pasado mes en el -0,335%, nivel nunca visto desde julio de 2020

02.03.2022 | 11:01
El euríbor de febrero encarecerá las hipotecas.

Las declaraciones de la actual presidenta del BCE, Christine Lagarde, sobre la posibilidad de que el organismo suba por vez primera sus tipos de interés han tenido una reacción inmediata en los mercados. El índice de referencia euríbor se disparó este febrero hasta valores que no se alcanzaban desde julio de 2020. El índice ha cerrado el segundo mes del año con un registro del -0,335%. Esto supone un notable aumento respecto a su cotización en enero (-0,477%). El euríbor indica el tipo de interés promedio al que las entidades financieras se prestan dinero en el mercado interbancario del euro.

Personas que tienen una hipoteca variable en vigor serán los que más sientan el incremento. La razón: su interés se calcula con este índice de referencia. Ante el nuevo escenario, analistas y expertos del comparador financiero HelpMyCash.com explican que los bancos han comenzado a elevar sus intereses con el objetivo de adaptarse a el. Por ello, quienes contraten un préstamo hipotecario durante los siguientes meses también se verán afectados.

Así pues, la subida del euríbor en febrero ha provocado un terremoto en el mercado hipotecario.

Encarecimiento de las hipotecas variables vigentes


El interés de las hipotecas variables contratadas se actualiza con el nuevo valor del euríbor una vez cada seis meses o al año, en la data señalada en el contrato. De ahí que, todos los que tienen pactada y firmada una hipoteca variable no notarán de igual manera la subida. Por ahora, solo se encarecerán los préstamos cuyo interés se examine durante las próximas semanas.

En febrero del año 2021 el valor del euríbor era del -0,501% y en agosto del mismo año era del -0,498%. Deduciéndose así, una subida más que considerable en comparación con hace un semestre y un año. Como ha sido mencionado anteriormente, se espera que febrero de 2022 cierre con un valor del -0,335%, por lo que los préstamos que se renueven en semanas adyacentes pasarán a tener un tipo sensiblemente más alto y unas cuotas más costosas.

Siguiendo el ejemplo expuesto y facilitado por el comparador HelpMyCash, se pueden observar las diferencias en las cantidades a pagar dependiendo de si la revisión es semestral o anual.

Ejemplo: "Un cliente tiene contratada una hipoteca media de 150.000 euros a devolver en 25 años, con un interés de euríbor más 1%. Si la revisión es semestral con el euríbor de febrero, sus cuotas mensuales se encarecerán en 10,71 euros (64,26 euros en el conjunto del semestre). Si embargo, si la actualización es anual, las mensualidades subirán en 10,91 euros (130,92 euros en todo el año)".

Nuevas hipotecas fijas más caras y la variables más baratas


Con la intención de adaptar las hipotecas de nueva concesión a la situación actual, las entidades bancarias han empezado a modificar sus ofertas. Pese a la subida del último mes, el euríbor cotizaba en mínimos históricos, por lo que los bancos ganaban más dinero con las hipotecas fijas que con las variables, ofreciendo un tipos fijos muy bajos (los más baratos de la historia del Estado español, apunta el Banco de España) para cautivar y acercar a los clientes hacia esa modalidad.

El terremoto causado por la subida del euríbor ha hecho que a los bancos sí les interese que se firmen hipotecas variables, según los HelpMyCash. Las entidades pretenden y esperan ganar más dinero con esas hipotecas, a medio y largo plazo. Para incentivar su contratación, todo tipo de artimañas han sido empleadas por diversas bancas. Entre esas está; el empeoramiento o la eliminación de sus préstamos hipotecarios a tipo fijo.

Protección con un interés fijo


En estos momentos lo más recomendable sería protegerse con una hipoteca de interés fijo. Puede pensarse que una de tipo variable sea más conveniente pero si el euríbor continua cotizando al alza, terminará pagando más que en una de tipo fijo. Actualmente, el interés de un préstamo de tipo variable es más bajo que el de una hipoteca fija. Sin embargo, si la subida del euríbor no se detiene, el tipo de su hipoteca variable aumentará, por lo que podría acabar pagando más dinero que si hubiera optado por una fija.

HelpMyCash apunta que una buena opción si no se quiere arriesgar a pagar de más por el incremento del índice de referencia euríbor es firmar un préstamo de tipo fijo. Especialistas de este comparador animan a los clientes que quieran firmar uno de estos productos a hacerlo cuanto antes. Ante la opción más que factible de que los bancos aumenten sus tipos fijos durante los meses adyacentes, debe tramitarse la solicitud cuanto antes.

No obstante, si el usuario quiere pagar poco durante los primeros años y cree que el euríbor no va a subir mucho más, la opción idónea sería contratar una hipoteca variable. En estos casos, los clientes deben tener capacidad para asumir posibles subidas de las cuotas, y calcular si podrían pagar las mensualidades en distintos escenarios: con un euríbor al 2%, al 3%, al 4%...

noticias de noticiasdenavarra