Las salas de reuniones habilitadas en Ifema para celebrar las reuniones de la cumbre de la OTAN han sido bautizadas con nombres de municipios del Estado y se han decorado con fotografías de lugares significativos de la geografía, como el castillo de Olite.

Además, el óleo "El Abrazo", de Juan Genovés, emblemático de la Transición española, ha viajado desde su emplazamiento habitual en el Congreso hasta la "VIP holding room" de la sede de la cumbre, así como el cuadro "Un mundo", de Ángeles Santos Torroella, trasladado desde el Museo Reina Sofía.

En Ifema hay una veintena de salas dispuestas para acoger los encuentros bilaterales de los mandatarios congregados en Madrid y en sus paredes se han dispuesto imágenes de los rincones más bellos de España, según ha explicado Presidencia del Gobierno en un comunicado.

Destaca así, de la isla de La Palma, una panorámica de la Caldera de Taburiente exhibida en la oficina de los EE.UU., en tanto que en la española se muestra una foto del Roque de los Muchachos (Tenerife).

Los pasillos y espacios más amplios del recinto muestran igualmente imágenes de enclaves como Potes (Cantabria), el castillo de Olite (Navarra), el monasterio de San Juan de la Peña (Aragón), el castillo de Almansa (Castilla-La Mancha), Peñíscola (Comunidad Valenciana), el castillo de Bellver (Islas Baleares) o el castro de Baroña (Galicia).

También los jardines del Generalife (Andalucía), las murallas de Ceuta, Caravaca de la Cruz (Murcia), el Acueducto de los Milagros (Extremadura), Vall de Boí (Cataluña), Durango (País Vasco), el castillo de Cornago (La Rioja), el de Manzanares el Real (Madrid), la ciudad de Segovia (Castilla y León) y el pueblo de Cudillero (Asturias).

Olivos y limoneros completan la decoración de los pabellones de Ifema como símbolos de la identidad española, unos 50 ejemplares distribuidos por los principales espacios, algunos de los cuales se trasplantarán a los jardines del Palacio de la Moncloa, donde se creará un rincón en recuerdo a la cita atlántica de Madrid.