Navarra Arena y accesibilidad

10.02.2020 | 05:01

Podemos felicitar al Navarra Arena por su primer cumpleaños de funcionamiento y voy a aprovechar para sugerir varios detalles sobre accesibilidad que no están muy bien solucionados.

El edificio tiene varias carencias que poco a poco van mejorando, pero lo más significativo es que en el exterior presenta varias zonas del pavimento de vidrio, o sea, muy resbaladizo y peligroso, y en el interior el fallo más llamativo y diría "grave" es que ninguna escalera dispone de pasamanos, tal como obliga la normativa. Pueden pensar ustedes: vaya tontería la falta de ese pequeño elemento, pero me explicaré.

La normativa obligatoria desde, al menos 1989, exige que los pasamanos sean de diámetros entre 4 y 6 centímetros y separados de los paramentos verticales también entre 4 y 6 centímetros. Esta norma tan clara y sencilla tiene la finalidad de que los pasamanos sirvan para eso, para pasar la mano y poder sujetarse en ellos, pues si utilizamos una escalera y no disponemos de un pasamanos apropiado no podremos apoyarnos en él y, si tropezamos, podremos agarrarnos, como mucho, a nuestra nariz, que no es que nos vaya a sacar mucho del apuro.

Este detalle también lo exige, cómo no, el Código Técnico de la Edificación y, sin embargo, podemos ver numerosos edificios nuevos que no lo cumplen, pues disponen de esos pasamanos luminosos o iluminados tan "monos", cursis y caros como poco originales que no van a cumplir su misión de ayuda al desplazamiento.

Ya, de paso, aprovecho para protestar por la muy extendida falta de exigencia de muchos detalles de la normativa de accesibilidad como si fuera un tema menor, pues al parecer a mucha gente no le importa y me refiero especialmente a diseñadores y funcionarios que informan sobre licencias de obra y sobre subvenciones de todo tipo de obras. Si el Navarra Arena presenta varias carencias me pregunto cómo abordarán este tema las obras de Osasuna.

Y, lo más grave, acabo llamando la atención a las propiedades de esos edificios sin pasamanos legales pues si llega a ocurrir una situación de emergencia y se producen lesiones o desgracias mayores en la evacuación los tribunales y los seguros van a analizar la instalación y asignarán responsabilidades a quien corresponda y en primer lugar a la propiedad. Así que la propiedad ya puede ir asumiendo que el riesgo de esas responsabilidades cae sobre ella y esto tal vez ya no es tanta tontería.

¿Puedo sugerirles y, si me permiten, exigirles que coloquen inmediatamente esos elementos tan sencillos como son unos pasamanos correctos? ¿Pueden dormir tan tranquilos sin ellos? Pues adelante.