la carta del día

¡Ya estamos todos y todas!

10.02.2020 | 06:42

El pasado martes día 8 tuvimos la reunión general del curso en la que se presenta al profesorado que impartirá clases en el colegio público e instituto de Garralda. Después de más de un mes de clase, nos han confirmado que la última sustitución que quedaba por cubrir se incorporó ese mismo martes; otras dos se cubrieron hace una semana y otra hace semana y media. Creo que son muchos días desde que empezó el curso escolar, el 6 de septiembre, como para estar a falta de profesorado. Con el detrimento que esto supone tanto para el alumnado como para el profesorado que tiene que asumir las guardias.

Mi queja va para el departamento de Educación, para todos los sindicatos laborales que actúan en la comunidad foral y también para los partidos políticos.

Al departamento porque, sabiendo el día de comienzo del curso escolar, no tiene las plazas cubiertas. Deberían de dejarlo listo antes de irse todo el mundo de vacaciones . Es un departamento que debe trabajar al servicio de los demás, por lo tanto hay que planificar mejor y no dejar colgada a tanta gente, en particular a niños y niñas. Si el problema es la falta de profesorado en las listas, creo que el departamento debería incentivar de alguna manera a quien el año de oposiciones esté trabajando. Esto va a ocurrir un año en Infantil y Primaria y al siguiente en Secundaria.

Por otro lado está el problema de las plazas itinerantes que parece ser no tienen la obligación de cogerlas. Así pues, las zonas rurales estamos en una situación desfavorecida. ¡Hay que gestionarlo de otra manera!

A los sindicatos porque todo este mes que la escuela y el instituto han estado a falta de profesorado no se les ha visto el pelo. "Por un lado defendéis los derechos del profesorado, pero al mismo tiempo a los que están trabajando se les está machacando con tanta guardia. ¿Y qué pasa con los derechos del alumnado?". Al final quienes pagan son los alumnos y alumnas que están perdiendo horas lectivas; horas que se van a ver reflejadas en la nota final y que luego, en niveles superiores, a partir de la ESO, puede repercutir a la hora de elegir un programa especial u otro centro de formación en el caso de que la demanda de plazas sea mayor que las plazas ofertadas.

Otro tema sindical: la imposición de los ratios que todos los sindicatos han firmado con el departamento en un despacho en Pamplona. Y seamos realistas: no es lo mismo una ciudad que una zona rural.

Educación = ¿¿¿¿¿despoblacición?????

A día de hoy, sí.

A los partidos políticos advertirles que de esta forma no se mantiene el mundo rural. Políticos de todos los partidos se juntaron en varias ocasiones ofreciendo una discriminación positiva hacia el Pirineo.

Ya pasaron las elecciones y ningún político ve el desastre en esta zona. Recogieron sus votos y se largaron.

Da la sensación que somos ciudadanos de tercera. Recordar a los despachos que ellos también comen del mundo rural.

Estoy preocupado por esta situación; está claro que hemos elegido vivir aquí, pero nuestros hijos e hijas no lo van a poder hacer.

¡Es preferible que viva un oso implantado que un humano en el Pirineo!

El autor es un padre enojado por la realidad del mundo rural