la carta del día

Next 'Despoblation'

02.02.2021 | 01:08

Asistí como invitado, el pasado día 29 de enero, a la jornada Navarra frente al reto de la despoblación organizada, y muy bien por cierto, por DIARIO DE NOTICIAS, al cual hay que agradecerle que se ocupe y preocupe por dar a conocer el problema del vaciado de nuestros pueblos.

La afluencia de políticos en la sala, el nivel de los ponentes, la experiencia de muchos de ellos en intentar solucionar el problema, la valentía de algunas comunidades autónomas en afrontarlo con decisión y rapidez, y, a priori, el apoyo de la Administraciones central y europea, presuponía una jornada donde, por una vez, se iban a plasmar las dificultades del mundo rural y la triste consecuencia de ese abandono de nuestros pueblos, pero también se iban a aportar soluciones.

El ajetreado calendario político, la maldita covid-19, o lo que fuere, hizo que el primer despoblamiento fuese, sin haberse cumplido la primera hora de jornada, precisamente el de los políticos allí presentes. A excepción de honrosas excepciones (consejero de Cohesión Territorial y directores generales), el resto huyó despavorido a otros menesteres anotados en el Outlook de su iPad, pero no por ello, se lo garantizo, más urgentes o importantes que el que nos atañía. Y allí nos quedamos ponentes, Grupos de Acción Local, Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra€. Caras conocidas para un exalcalde y concejal de un municipio de alrededor de 100 habitantes.

Se habló de los problemas de los pueblos y de las causas de su abandono; de la falta de servicios; del problema del suelo; de la masculinización€, nada que cualquier habitante del medio rural sepa o haya denunciado en multitud de ocasiones. Me viene a la cabeza los cientos de kilómetros por carreteras y la de puertas cerradas que tienen que soportar los alcaldes y concejales de esas pequeñas localidades; verdaderos artífices del mantenimiento del mundo rural y de su medio ambiente, no olvidemos esto último, por favor, también del medio ambiente.

¿Soluciones tras la jornada? Muy pocas, la verdad. Desde UAGN creemos que es necesaria una Ley sobre despoblamiento, ojalá que con el consenso de todos los partidos políticos. Una ley que recoja los problemas expuestos y que permita contar con una línea presupuestaria propia para financiar cualquier actividad económica y emprendedora en el medio rural; con exenciones fiscales para los habitantes del mundo rural, porque no es justo que se paguen los mismos impuestos cuando no se disfruta de los mismos servicios que en el mundo urbano; mayor promoción para los productos agroalimentarios; apoyo a la venta directa; creación de un carnet rural con descuentos en cine, cultura, arte, comercio, etcétera; y, por supuesto, apoyo a la digitalización de nuestros pueblos; apoyo a la integración y acogida de la población inmigrante; mejora de infraestructuras locales; revisar la financiación de las entidades locales menores no vinculándolas a perspectiva poblacional; apoyo a la cultura como nicho de creación de empleo y foco de atracción turística y dinamizadora (qué sudores cuesta un yacimiento como Santa Criz...), fomento de servicios asistenciales, etcétera.

Propuestas que desde UAGN ya venimos trabajando desde hace años y que están documentadas en el Plan de Actuación contra el Despoblamiento Rural en Navarra, elaborado desde una perspectiva agroalimentaria como eje estratégico en el mantenimiento de los pueblos.

Ahora no va a haber excusa de falta de fondos, sería imperdonable que la llegada de los fondos Next Generation se convirtiese en fondos para una last generation en muchos pueblos de Navarra.

El autor es exalcalde, concejal de Eslava y presidente de UAGN