Un Frankenstein en Kabul

19.08.2021 | 00:07
Un Frankenstein en Kabul

Si bien éste podría rememorar el tema mítico de La Unión, Lobo hombre en París, también lo podría hacer una de sus estrofas, "sorprendido espiando / El lobo escapa aullando / Y es mordido / Por el mago del Siam". Y es que me imagino como Joe Biden, con su IPhone de último modelo, se habrá levantado hoy de la cama con una notificación donde decía que los talibanes, después de 20 años, recuperan el control de Kabul. Me lo imagino entrando en esa notificación y apareciéndole una nueva app que necesita actualización, "Vietnam 2.0". Son por todos conocidos ejemplos de narrativas donde la criatura, a posteriori, se les ha vuelto en su contra. Y éste es otro ejemplo en la vida real. Estados Unidos durante años alimentó, con misiles, armas y otras tretas, a esta escuela para expulsar de Afganistán a la competencia, en ese caso al comunismo, y quedarse con las contratas de gas y petróleo, entre otras. Pero hay que tener cuidado con escupir en contra del viento, y eso pasó años después, en 2001, con la tragedia del 11 de septiembre. Estados Unidos se había disfrazado de Víctor y no de Gepeto, Pinocho se había convertido en el monstruo de Frankestein. El 1 de mayo de 2003 pudimos leer una pancarta en uno de los portaviones estadounidenses, que rezaba así: "Mission Accomplished / Misión cumplida". George W. Bush anunció la victoria sobre Irak. Entonces, un mes después, en el campamento afgano estadounidense de As Sayliyah, se repite este discurso bajo la premisa de que su misión debe ser la de liberar a la población oprimida. Hoy, veinte años después, los talibanes toman el control de Kabul. Leyendo la cantidad de noticias sobre este suceso, una de las cosas que más me ha llamado la atención es que las universidades ya han decidido despedir a las mujeres. Y es que no las verán en mucho tiempo. El terror recae sobre ellas, y tienen que decidir entre huir o esconderse. Tal y como nos enseña Pablo Piccaso en su cuadro Gernika, ellas son junto con la naturaleza y la infancia quienes más sufren los desastres de las guerras; algo que queda de manifiesto también en esta ocasión, puesto que el 80% de las personas exiliadas del país pertenecen a estos colectivos. ¿Hemos aprendido algo? Si primero fue Vietnam, luego Bosnia e Irak y ahora Afganistán, ¿tendremos que recomponer de nuevo ese verso de Ismael Serrano? Hesíodo en su obra Trabajos y días relata la creación de los seres humanos bajo la tutela de dos hermanos, Prometeo y Epimeteo. En él concluye que hemos sido creados por aquel que piensa antes de actuar, Prometeo, y no por quien actúa antes de pensar, su hermano, Epimeteo. Visto lo visto, no creo que tuviera mucha razón. Visto lo visto, Roulet también se confundió en eso de que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, visto lo visto, se confundía en el cardinal.

noticias de noticiasdenavarra