A la contra

Adelante con los faroles

01.10.2020 | 00:52
Transeúntes pasean por las calles del distrito madrileño de Usera.

Uno de los procesos más fascinantes que se producen en eso que ayer tan bien explicaba Fernando Chivite en su columna –"esa ácida niebla de ruido denominada Opinión pública"– es el de la asunción impávida de mentiras y la capacidad que tenemos de dar por ciertas cuestiones que no son ni mucho menos así. Está pasando en las redes sociales con el asunto de las densidades de población. Me he cansado de leer a gentes comentar que "Madrid tiene mucha más densidad que Navarra y Pamplona, que es una ciudad con muchas zonas verdes y bla bla", a cuenta del virus y las aglomeraciones. Sí, claro, Madrid capital tiene más densidad que Navarra, cuya extensión es enorme, pero en un 90% de nuestro territorio no vive ni el tato. Entre los 25 municipios con más densidad de España hay 4 navarros: Barañáin (8º), Villava (16º), Burlada (19º) y Pamplona (24º). No hay un solo municipio madrileño entre esos 25 y Madrid aparece en el lugar 43, con 5.265 habitantes por kilómetro cuadrado, cuando Pamplona pasa de 7.800 y Barañáin por ejemplo roza los 15.000. Zonas verdes tenemos, sí, pero una densidad un 50% superior a la de Madrid, también, así como en las localidades más cercanas a Pamplona, que forman un núcleo de apenas 49 kilómetros cuadrados –Pamplona, Barañáin, Zizur, Orcoyen, Berriozar, Ansoáin, Burlada, Villava, Huarte– con 300.000 habitantes. Por supuesto, ningún hecho por sí solo –ni densidad, ni modos de transporte, ni forma de socializar, ni formas de relacionarse con la familia– explican la incidencia del coronavirus y es evidente que en núcleos urbanos grandes como es Madrid y su entorno especialmente el punto del transporte público es crítico, pero tragarse el tema de la densidad no es de recibo, básicamente porque es mentira. Barcelona triplica la densidad de Madrid. Da igual: nos hartaremos de oír que es la ciudad más densa de España. Es la 43ª.