De frente

Apertura de los cuatro caballos

06.05.2021 | 00:26
Enrique Maya, alcalde de Pamplona.

Dicen quienes saben de ajedrez que la apertura de los cuatro caballos –muy antigua y conocida– es propia de principiantes, aunque matizan que también es perfecta para jugadores avanzados e incluso Grandes Maestros. Ignoro qué grado de conocimiento del juego tiene Enrique Maya, pero los especialistas apuntan que comenzar la partida moviendo los caballos permite, entre otras cosas, "ocupar y controlar el centro" o "enrocarse en las primeras diez jugadas". Y eso es lo que ha hecho el alcalde de Pamplona con el decepcionante avance de una programación que aminore el efecto de la suspensión de los Sanfermines: mover primero los caballos. Los caballos del tablero y los de la hípica, anunciando la celebración de sendos campeonatos de estas modalidades durante el verano cultural.

Pero entendiendo las críticas de la ciudadanía y de los grupos municipales de la oposición, tengo la impresión de que la pretendida patada a Maya se la están propinando en el culo de la hípica y del ajedrez. En la comisión de Asuntos Ciudadanos del pasado martes, los portavoces de EH Bildu, Geroa Bai y PSN argumentaban que "son propuestas que aportan poco a la ciudad", "elitistas" o que "no tendrán buena acogida". Y aunque imagino que no es su intención, arrastran en sus críticas a dos deportes que en Navarra en 2019 tenían 439 licencias el ajedrez y 1.585 la hípica. No son dos disciplinas que disfruten de mucho eco, pero en el caso del juego de las 64 casillas, en Navarra ha llegado a las aulas con la implantación en las escuelas públicas en la pasada legislatura del ajedrez educativo, siguiendo la declaración que aprobó el Parlamento Europeo en marzo de 2012 y que, entre otras cuestiones, argumentaba que esta actividad "fomenta la concentración, la paciencia y la persistencia" y contribuye "a mejorar la cohesión social y la integración". En cuanto a la hípica, el sector ecuestre tiene en Navarra, según un estudio de Deloitte, un impacto de 192 millones de euros y un censo de cerca de 35.000 caballos. Además, entre las nuevas enseñanzas deportivas de FP se acaba de incorporar un grado medio de técnico deportivo en hípica y educación.

Así pues, alejemos del debate a la hípica y el ajedrez. Maya tiene el tablero y las piezas, pero como leo en una página especializada en ajedrez: "Una apertura sólida permitirá consolidar posiciones ventajosas; por el contrario, la debilidad en la apertura difícilmente podrá ser compensada en el posterior transcurso del juego". Tome nota el alcalde.

Tengo la impresión de que la pretendida patada a Maya por el decepcionante avance del verano cultural se la están propinando en el culo de la hípica y del ajedrez

noticias de noticiasdenavarra