El sitio de mi recreo

Derechas con piel de cordero

10.02.2020 | 06:16

enésimo ejercicio de travestismo político de Rivera, que igual transita del liberalismo a la socialdemocracia y viceversa que se presta a pactar donde se tercie con el PSOE y a la vez con los ultras de Vox como si tal cosa. El levantamiento del veto a Sánchez para una eventual negociación con condiciones demuestra para empezar la inconsistencia programática de Ciudadanos bajo la impronta de un cabecilla demagogo y oportunista, pero sobre todo acredita la desesperación por la supervivencia amenazada, la de la marca en sí misma y la del propio liderazgo de Rivera. Porque, tratándose de un partido líquido que trabaja por y para las encuestas, todos los sondeos le auguran un fuerte descenso hasta quedar en cuarta posición y desde luego dinamitan aquella expectativa de Rivera de superar al PP y situarse como antagonista principal del PSOE. También el PP se ha pertrechado con la piel de cordero ante la oportunidad que le ha brindado Sánchez para enmendar el batacazo histórico del pasado abril, de ahí que relaje el tono e incorpore a perfiles moderados en sus listas. Casado ha comprendido que el cuerpo a cuerpo electoral con Vox le aleja de la centralidad que forjó al PP más sólido y espanta al elector menos ideologizado, ese que antes que nada valora en la sigla sus políticas económicas. En todo caso, nadie con un mínimo de conocimiento político puede engañarse, las derechas se unirían a la mínima ocasión para hacer presidente a Casado, al estilo de Madrid y Andalucía. Por eso a efectos prácticos la carga de la prueba se vierte sobre las izquierdas. Y en aquella orilla cunde la incertidumbre y en consecuencia el despiste entre quienes conforman ese nicho sociológico, agravado por la opción siquiera teórica de que Sánchez pueda renovar merced al flanco liberal-conservador la presidencia que alcanzó con votos progresistas, soberanistas e independentistas. El argumento del desbloqueo institucional como eje de estas elecciones lo mismo vale para una formulación de la investidura que para su contraria, pero tú decides con tu voto el sentido del péndulo.