la reforma de el sadar

Al Consejo de Ministros, sí o sí

La Reforma | el gerente de Osasuna revela que el aval del Gobierno de Navarra necesitará una autorización desde Madrid independientemente de que supere o no el 0,1% del PIB foral

08.02.2020 | 18:26
Ángel Ardanaz, gerente de Osasuna.

El gerente de Osasuna revela que el aval del gobierno de Navarra necesitará una autorización desde Madrid.

Pamplona - El gerente de Osasuna, Ángel Ardanaz, reveló ayer que el aval que el club rojillo ha solicitado al Gobierno de Navarra para afrontar la reforma integral de El Sadar necesitará del visto bueno del Consejo de Ministros de España independientemente de que la cifra del mismo no supere el 0,1% del Producto Interior Bruto (PIB) foral. Así lo confirmó ayer en Radio Marca Navarra durante un amplio programa sobre el proceso de remodelación del estadio.

"Las últimas noticias que tenemos es que, así como se nos había transmitido inicialmente que (desde el Gobierno de Navarra) iban a hacer una consulta de si sería necesaria la validación o autorización del Consejo de Ministros si se avalaba por un importe superior al 0,1% del PIB, ahora nos han dicho que va a ser necesario sí o sí", explicó Ardanaz, que, no obstante, matizó que "otra cosa es que sea más fácil conseguir la aprobación si la cantidad no llega al 0,1 %".

En este sentido, resulta conveniente puntualizar que el club navarro pretende solicitar un préstamo de 23 millones de euros, cantidad en la que quedaría englobada la deuda antigua (de unos 7 millones) y la que se generaría en caso de afrontar una reforma integral (unos 16 millones), cifra global que superaría los 21 millones de euros en los que está valorado el 0,1% del PIB navarro.

Pese a que los socios de Osasuna (los compromisarios tendrán la última palabra) todavía deben decidir el tipo de reforma y su proyecto de ampliación preferido, y el Gobierno de Navarra debe aceptar aún su condición de avalista, Ardanaz insistió en tener el apoyo de todos los grupos políticos y estimó que el asunto podría votarse en el Parlamento "a finales de febrero o principios de marzo". - D.N.