De la tensión a la hermandad

Entrenamiento | Aridane y Brandon se enganchan durante la sesión, acaban expulsados y luego lo solucionan en el vestuario

10.02.2020 | 00:55
Secuencia del enganchón entre Aridane y Brandon, desde que comienza con una entrada del delantero, hasta que termina tras mediar los compañeros.

Pamplona - Tensión en el entrenamiento de Osasuna de ayer. Brandon y Aridane tuvieron un enganchón tras una acción del delantero. Tras la mediación de los compañeros para que no pasase a mayores, ambos fueron expulsados por Jagoba y, ya en el vestuario, en frío volvieron las aguas a su calma habitual y la paz reinó entre ambos.

La intensidad con la que se viven los entrenamientos de Osasuna a veces provoca alguna situación complicada que solamente un vestuario con tan buen rollo como el de Osasuna puede solucionar tan rápido.

En el entrenamiento de ayer, con la grada bastante repleta aprovechando los últimos días de verano, transcurrió con normalidad. Solamente una entrenada de Brandon a Aridane derivó en un encuentro cara a cara entre el central y el delantero. El asunto se fue calentando hasta que hubo un intercambio de enganchones. Los compañeros rápidamente mediaron para evitar que la cosa fuera a mayores.

Tras separarlos, y tras ser reprochados por pesos pesados del vestuario como David o Torres, fueron expulsados del entrenamiento por Jagoba Arrasate, eso sí, con toda la tranquilidad y sin dar más importancia al asunto.

En el vestuario, donde los jugadores rojillos mantienen una relación muy buena, algo que fue fundamental la temporada pasada, todo se calmó y ambos arreglaron rápidamente el problema. Así lo escenificaron los dos con una foto en las redes sociales.

Partidillo intenso Ayer por la mañana, Osasuna completó la segunda sesión de entrenamiento de la semana en la que los rojillos se estrenarán en El Sadar (sábado, 17.00 horas, ante el Eibar). Los pupilos de Jagoba Arrasate realizaron ejercicios de técnica, rondos y concluyeron el entrenamiento con partidillos de fútbol. Aquí se vio que el equipo va cogiendo el tono y la intensidad que requiere el juego de Arrasate. Los jugadores cada vez están en un tono mayor y, especialmente los nuevos, van cogiendo las ideas que quiere el entrenador. En la sesión de ayer volvió a probar a Roncaglia como lateral izquierdo, una solución que puede ser probable en días en los que haga falta más defensa o si Estupiñán está ausente en algún partido. - D.N.

noticias de noticiasdenavarra