Sondeo a los jugadores de Osasuna para una rebaja económica

osasuna / el club rojillo no baraja por el momento la aplicación de un erte, pero la situación cambiante hace que no se pueda descartar ningún escenario en los próximos días

28.03.2020 | 00:38
Alineación de Osasuna en el Sánchez Pizjuán, en el partido frente al Sevilla. Foto: Agencia LOF

pamplona Osasuna ha sondeado a varios jugadores de la primera plantilla sobre una posible rebaja de sus retribuciones económicas en la presente temporada. Alrededor de una decena de futbolistas ya han sido contactados por la dirección del club de cara a estudiar acuerdos ante la situación de crisis que se ha planteado en el fútbol profesional por la pandemia del coronavirus.

La entidad no se plantea por el momento la aplicación de un ERTE –Expediente de Regulación Temporal de Empleo– si no, en los casos de la plantilla profesional, estudiar acuerdos concretos con los jugadores a la vista de los acontecimientos, cambiantes de un día para otro.

Precisamente porque la crisis del COVID-19 va a toda velocidad y los escenarios resultan muy distintos de un día a otro –ha habido una aplicación sucesiva de medidas en forma de varios Real Decreto–, Osasuna irá analizando estas situaciones y adoptando decisiones en consonancia con ellas. El club se plantea estas revisiones de las percepciones económicas sólo en el caso de los futbolistas, no con el resto de los empleados de la entidad.

Osasuna, indican desde el club, está en la posición de esperar y ponderar cómo avanza el control de la crisis y el destino al que se dirige esta reclusión general. El hecho de que se concluya el campeonato o no –las once jornadas de Liga que restan– es también un factor que influye de forma importante en el planteamiento para un expediente de regulación. Osasuna ha cobrado el 85% de los ingresos de televisión que le corresponden por esta temporada.

La próxima semana será el nuevo periodo de revisión por parte del club –dicen que no se pueden afrontar los acontecimientos de otro modo– que insiste como mensaje que "en Osasuna no se habla de ERTE, no está cerca", con el matiz de que sí se ha sondeado a buena parte del primer equipo para plantear alguna reducción.

El presupuesto de Osasuna para la temporada 2019-20 ascendía a 56,71 millones de euros en el apartado de ingresos, de los cuales 45,5 millones corresponden a los derechos de retransmisión. Los gastos en el personal deportivo es la partida de mayor cuantía, ya que se eleva a 29,46 millones de euros.

erte en la liga Barcelona, Espanyol y Atlético de Madrid son los tres clubes de la máxima categoría que ya han anunciado que van a aplicar ERTE en sus plantillas. En el caso del Barcelona, el expediente se aplica a los jugadores de las diferentes plantillas –de las distintas secciones–, así como para el resto del personal no deportivo. El Espanyol presentó ayer a las autoridades laborales un ERTE de reducción de jornada del 70% que afecta a los jugadores, primeros y segundos técnicos y preparadores físicos del primer equipo masculino y femenino, Espanyol B y Juveniles A y B. El Atlético, por su parte, anunció también ayer que presentará un expediente que afectará "tanto a empleados como a jugadores y técnicos" de todos los equipos del club, incluida la primera plantilla. RTVE anunció ayer que un total de diez equipos de la máxima categoría, sin citar nombres, van a acogerse a un ERTE. Los únicos que explícitamente han dicho que no han sido Real Madrid y Valladolid.

europa

Italia prepara una norma general

Serie A. La Liga de la Serie A italiana informó ayer a la Asociación de Futbolistas Italianos (AIC) de que está preparando un plan para suspender momentáneamente el sueldo de los futbolistas a la espera de la evolución de la emergencia por el coronavirus. Los daños económicos causados por la crisis sanitaria al fútbol italiano, que puede enfrentar pérdidas de más de mil millones de euros, obligan a la Serie A a plantearse soluciones. Se estima que una reducción del sueldo de los futbolistas, que pesa cerca de 1,4 mil millones de euros en las cajas de los clubes de la Liga, permitiría al fútbol italiano ahorrar una cantidad entre los 150 y los 300 millones de euros.