Una mala estrategia

Análisis Osasuna, que repite alineación por tercera jornada consecutiva, apenas genera peligro en el Reale Arena y pierde por un gol de Aritz Elustondo en un córner

28.02.2022 | 01:23
Los jugadores de Osasuna reclaman fuera de juego mientras Aritz Elustondo celebra el único tanto del partido de ayer entre la Real Sociedad y el conjunto navarro.

Donostia – La estrategia le jugó una mala pasada a Osasuna en el partido que disputó ayer en el Reale Arena, escenario en el que, pese a que Jagoba Arrasate repitió alineación por tercera jornada consecutiva, los rojillos apenas generaron situaciones de peligro contra un adversario, la Real Sociedad, que le tumbó con un gol de Aritz Elustondo en un córner.

Aspiraba Osasuna a prolongar su fenomenal racha como visitante en la Liga esta temporada que había retomado en sus dos últimos desplazamientos (0-2 en Granada y 0-3 en Vallecas), pero que ayer se volvió a quebrar contra una Real Sociedad que, según datos del tuitero Pedro Martín (@pedritonumeros), es el rival que más veces ha ganado al conjunto navarro en sus 101 años de historia. Y es que son ya 66 derrotas, diez más que las encajadas por los rojillos ante el Real Madrid (56) y 13 más que contra el Barcelona (53).

El dato sirve para hacerse una idea del tamaño de la empresa que afrontaba ayer Osasuna ante un equipo que, además, era y es el que menos goles ha encajado en su estadio en lo que va de curso (6 en 13 jornadas). Por eso las jugadas de estrategia se antojaban fundamentales para el devenir de un partido que acabó decantándose del lado local en una acción a balón parado. Un córner en el que Aritz Elustondo resolvió un barullo en el área para fusilar a Sergio Herrera, marcar el tanto del triunfo de su equipo y anotar su cuarta diana en la Liga, igualando a David García (Osasuna), Pau Torres (Villarreal) y Álex Moreno (Sevilla) en lo más alto de la clasificación de los defensas más goleadores del campeonato.

Arrasate repitió alineación por tercera jornada consecutiva y Osasuna se quedó sin marcar y sin puntuar como ya le ocurriera hace una semana contra el Atlético en El Sadar. Encontraron los rojillos profundidad por la banda derecha con el Chimy Ávila, pero los centros del argentino no encontraron rematador. De hecho, el primer y único disparo de los rojillos entre palos fue obra de Rubén García en un lanzamiento escorado de falta directa que Álex Remiro envió a córner con problemas. Y para entonces la Real ya se había adelantado en el marcador.

11 puntos sobre el descenso Es verdad que Osasuna marcó un gol en el minuto 89, pero su autor, Nacho Vidal, se encontraba en fuera de juego. No pudo sumar el conjunto navarro, que se queda con 32 puntos y una renta de 11 sobre el descenso, aunque puede bajar a 9 si el Cádiz gana esta noche en Granada.

noticias de noticiasdenavarra