Educación digital y ciberseguridad

Consejos para un uso más consciente y reducido de las pantallas

Después de estar varios meses haciendo un uso excesivo de ordenadores, móviles... conviene comenzar con un proceso de desintoxicación digital

10.06.2020 | 18:40
Durante el confinamiento muchas personas han aumentado su adicción a las pantallas.

Con la llegada de la nueva normalidad es tiempo de volver a realizar un uso más consciente y reducido de las pantallas. La Asociación de Pediatría española recomendaba que los niños y adolescentes las usasen en total dos horas al día durante el confinamiento. Cuando hablamos del tiempo que pasamos delante de ellas incluimos smartphones, tablets, ordenadores, televisión€ Y sumando el que estamos en total usando todos los dispositivos puede pasar fácilmente de las diez horas diarias en el caso de trabajar con ordenadores. Así pues, ahora se recomienda seguir diferentes pautas para ir reduciendo el tiempo con estos dispositivos:

Llevar un control del tiempo medio. Incluye el uso del smartphone, televisión, ordenador€ Si se superan las dos horas diarias hay que irlo reduciendo poco a poco. Hay aplicaciones tanto para dispositivos móviles como para ordenadores que nos indican el tiempo que estamos usando cada aplicación o el total de uso. Estas apps, además, nos muestran estadísticas, tiempos medios de uso por semanas, meses€ Muchos sistemas operativos también traen esta función incorporada.

Salir a pasear o a hacer la compra sin teléfono. Es posible; de hecho, se rumorea que hay gente que lo hace y que no le ha pasado nada. Podemos llevar una lista de la compra en papel y pasear sin música. Estar sin inputs digitales y disfrutar del entorno de ciudades y pueblos puede ser muy beneficioso. Además, ese puede ser un buen momento para estar con nosotros mismos, cosa que muchas personas evitamos a través de distracciones como las pantallas, la música€ que vamos intercambiando durante el día.

No usar pantallas durante las comidas. Para muchas personas que viven solas puede ser muy difícil seguir esta pauta, ya que comer viendo algo puede dar la sensación de tener compañía. Si se nos hace muy duro podemos comenzar haciendo una comida al día sin pantallas, da lo mismo desayuno que comida o cena. Quienes vivan en pareja o en familia, si comen a la misma hora deben aprovechar para entablar conversación y fortalecer lazos familiares o de convivencia.

No dormir con el teléfono en la habitación. Se recomienda tener un despertador normal y dejar el teléfono en la sala o en otro lugar. Cuando vamos a dormir es muy habitual mirar si alguien ha escrito algo o echar una ojeada a las noticias del día y quedarnos mucho más tiempo del que habíamos planeado.

Desactivar las notificaciones de algunas apps. Las apps están diseñadas para animarnos a usarlas cada vez más, sobre todo las redes sociales. Una de las técnicas que emplean son las notificaciones: nos avisan cuando alguien nos ha enviado un mensaje, ha comentado algo, cuando se ha publicado algo€ para que entremos en la red social y sigamos viendo publicidad y generando datos de uso. Podemos seleccionar una red social o app de mensajería a través de la que más nos comuniquemos y desactivar las notificaciones en las demás. Por ejemplo, si me comunico con otras personas principalmente a través de WhatsApp, puedo dejar las notificaciones activas en esa app y desactivarlas en Instagram, Facebook, Youtube, Snapchat, Twitter€ y demás aplicaciones, incluso en las que no sean redes sociales.

Proponernos retos. El objetivo es ir reduciendo el tiempo de uso y retar a otras personas para hacerlo juntos. Se recomienda poner retos realizables. Pueden ser retos como utilizar esta semana 30 minutos menos las pantallas de media, que el primer uso por la mañana sea cada vez más tarde, que el último uso por la tarde- noche lo hagamos más temprano€

Se recomienda no utilizar las pantallas una hora antes de ir a dormir. Si no somos aficionados a leer o a realizar otras actividades que no requieran pantallas, podemos salir a pasear después de cenar una hora sin teléfono. Dormiremos mucho mejor.

Poner una hora tope en familias donde haya menores. Cada familia elige la suya, y a partir de esa hora se dejan los teléfonos de todos los miembros en un lugar y no se vuelven a coger hasta la mañana siguiente. Si alguien llama atenderemos la llamada, pero no utilizaremos los smartphones, tablets u ordenadores para consultar redes sociales, WhatsApp, leer noticias€ También se recomienda establecer tiempos de uso a adolescentes y niños.

Hacer deporte. También ayuda con la desintoxicación digital caminar mucho, correr, coger la bici, hacer ejercicio en casa€ Si hacemos deporte con otra persona esto puede servir para motivarnos mutuamente.