Romuald Fons: "Persiguiendo mis sueños me arruiné dos veces"

Romuald Fons es un empresario del marketing digital que acaba de publicar un libro titulado 'Crece y hazte rico'. Dicen que se ha convertido en todo un gurú a la hora de conseguir que sus clientes crezcan. Ha llegado a ganar un millón de euros en una semana y a cobrar 20.000 euros por hora.

28.02.2022 | 08:50
Romuald Fons es el SEO de moda, con grandes beneficios para su empresa.

Está muy satisfecho de sus logros. Es rico porque ha crecido, dice él, y porque ha hecho crecer a las empresas de sus clientes. Su libro es un elogio al esfuerzo y a la confianza personal. Sabe por experiencia lo que es estar arruinado por haberse lanzado a perseguir sus sueños, algo que no recomienda. Cuando no pudo pagar una vacuna de 80 euros para su hijo decidió darles la vuelta a sus objetivos. Hoy saborea el éxito y acude satisfecho a su terapeuta, y entre las lecciones que está aprendiendo está la de recompensarse y aprender a darse palmaditas en el hombro.

Un título muy goloso el de su libro, Crece y hazte rico. ¿Nos lo tenemos que creer?
Ja, ja, ja€ Puedes intentarlo, sí. El título tiene su historia y es irónico. Hace referencia a uno de los libros más vendidos en el mundo de las finanzas, que se llamaba Piensa y hazte rico, de Napoleón Hill.

Y usted ha cambiado el verbo pensar por el de crecer.
Desde mi experiencia y pensando eso de no te haces rico, hay que moverse, tienes que crecer. Mi libro es muy cafre, y lo que hace es dar collejas a eso que damos por hecho que es lo correcto y a lo que nos dicen que hay que hacer.

¿Y qué es lo que nos dicen que es correcto?
Nos dicen que tenemos que perseguir nuestros sueños.

¿No hay que hacerlo?
Eso es mentira, y lo digo porque persiguiendo mis sueños me arruiné dos veces. El libro trata de desmentir todo ese tipo de cosas que supuestamente son correctas y sí habla de tener una visión pragmática de lo que es el mundo de los negocios, un mundo muy cruel donde lo que tú quieras importa muy poco, porque importa lo que los demás necesiten. A partir de ahí explico lo que va a ayudar, o lo que a mí me hubiera ayudado mucho en mis inicios.

Usted se presenta como SEO, y hasta ahora conocíamos a los CEO. ¿Qué es exactamente un SEO?
Search Engine Optimization. Es algo así como optimización para motores de búsqueda. Lo que significa es que mis clientes tengan tráfico en buscadores como Google o Youtube, que aparezcan en los primeros lugares de búsqueda. Esta es la disciplina que empecé a seguir cuando me di cuenta de que debía dejar de hacer lo que quería y tenía que conseguir llevar dinero a casa.

Pero se supone que es más apetecible llevar dinero a casa trabajando en algo que gusta...
La segunda vez que me arruiné y que vi que no podía pagarle las vacunas a mi hijo me di cuenta de que lo que tenía que hacer era dejar de perseguir sueños y llevar dinero a casa. De eso tratan los negocios: si un negocio no te da dinero para llevar a casa, no es un negocio, es un hobby.

Se dice que ganó un millón de euros en una semana y que cobra 20.000 euros a la hora. Impresionante.
Esos son los titulares estrella, y son verdad. Durante dos años he estado enseñando a la gente lo que había que hacer en Youtube. Como me sigue casi un millón de personas vendí el curso a más de mil personas, y el curso valía 700 y pico euros. Lo multiplicas y te da un millón. Estuvo a la venta durante una semana. Ese titular que salió en las noticias es cierto y de dominio público. Son números que se pueden conseguir. Hace unos años hubiera dicho: No me lo creo, pero ahora lo estoy viviendo.

20.000 euros por una hora. ¿Cree que es el precio justo?
Es más que justo si lo que te genera es más de lo que has pagado. Esto lo aprendí de Jordan Belfort, el lobo de Wall Street. Yo a él le pagué 25.000 dólares por una hora, y la mejor enseñanza que saqué de esa charla es que se puede cobrar esa cifra si tu trabajo merece la pena. Hay muchos clientes que facturan 50.000 euros con su página web. Si soy capaz de mejorar en un 10% la conversión que tiene esa página, eso supone 500.000 euros más. ¿Alguien te va a pagar 20.000 euros si le haces ganar 500.000? Te aseguro que sí.

Suena bonito.
Lo que quiero que quede claro, y espero que no se trivialice, es que esta cantidad no es lo que gano en todas mis horas. Es que con determinadas horas, clientes, trabajos, eso se puede llegar a conseguir. La gente luego lo saca de contexto y dice: Tantas horas en tantos días y en un año, 327 millones. No, no es eso. De lo que va el libro es de romper determinados paradigmas y romperlos de la misma forma que se me han roto a mí por el camino.

¿No le ha ofrecido Pedro Sánchez ningún ministerio relacionado con la economía o le ha pedido asesoría para el Gobierno?
Ja, ja, ja€ Entiendo que lo que dices es una broma, una ironía, pero sí que están interesados en comprarme mis empresas, aunque por el momento no tengo ningún interés en vender.

Habla con una seguridad que es difícil verle como un hombre arruinado.
Pues de ahí nació todo. Es un hecho que me arruiné, y no una vez, dos. Yo era una persona que tenía su trabajo, que vivía a tope los fines de semana, que era cantante de rock. Me iba por ahí de conciertos y en una gira, en Valencia, conocí a mi exmujer y nos quedamos embarazados. Pensé: Voy a crear un Facebook. Imagínate, qué ingenuidad. Es eso que nos dicen: Persigue tus sueños, que si los quieres mucho, seguro que ocurren. Intenté desde mi casa hacerle la competencia a Facebook y, evidentemente, fracasé.

Esta fue su primera ruina. ¿Tropezó en la misma piedra?
Ja, ja, ja€ Pues sí. Fracasé una vez, pero no pasaba nada. Nos dicen que los emprendedores somos gente aguerrida y siguen insistiendo en que los sueños se cumplen. Vendí todo lo que tenía para hacer la competencia a eBay y volví a fracasar.

¿Y eso de a la tercera va la vencida?
Fue en ese momento cuando me di cuenta de todo, cuando no le pude ni pagar las vacunas a mi hijo. Tenía cuatro meses y era una vacuna de RotaTeq que costaba 80 euros y que no entraba por la Seguridad Social. Me di cuenta de que todo era por mi culpa y que mis decisiones nos habían llevado ahí, hasta una situación muy jodida. Y tenía que ser yo el que saliera de esa situación.

¿Y cómo lo hizo?
Mentalizándome de que tenía que dejar de cambiar el mundo, dejarme de tonterías.

¿Tonterías como perseguir sus sueños?
Sí, dejar esas historias y llevar dinero a casa. Tenía que empezar a escalar, crear webs, hacerme SEO, que me vinieran empresas, contratar a gente y llegar hasta donde estoy ahora, cuando somos sesenta personas en la empresa haciendo marketing digital.

¿No tenía el sueño de ser arquitecto? Porque Arquitectura es la carrera en la que se matriculó.
No era mi sueño. En su día me apeteció hacer Arquitectura, pero yo creía que era una cosa y resultó ser otra, así que perdió todo el romanticismo. De hecho, acabé la carrera pero no entregué el proyecto de fin de carrera. No soy arquitecto, pero llegué hasta el final. En ese momento dejé los estudios y me fui con mi grupo de rock. Es que soy muy soñador.

Pero no cree en los sueños.
En ningún momento he tenido en la cabeza lo de ser empresario, pero siempre he liado a la gente para hacer cosas, aunque iba sin objetivos. He acabado siendo SEO como podría haber acabado siendo cocinero. Lo que realmente me impulsó a ser SEO era hacer dinero, que es lo que realmente me hacía falta en casa.

¿Y le sobra el dinero ahora?
El dinero no sobra nunca. Mi concepción del dinero es que es un medio para conseguir cosas, y cada uno que le dé el valor que quiera. Sin dinero puedes hacer muchas cosas. Yo he disfrutado en mi vida de muchas cosas que no requieren dinero y que resultan fabulosas, pero hay otras, que también están muy bien, que sí lo requieren. Sin dinero, mucho, pero con dinero, todo. He estado en las dos caras de la moneda y puedo asegurar que lo tengo claro: es mejor con dinero que sin dinero. Estamos en una sociedad capitalista.

¿Qué es el dinero para usted? ¿Es felicidad?
Esencialmente es un medio que me permite conseguir cosas que deseo. Es un medio que le permite a mi empresa seguir creciendo como equipo y conquistar nuevas metas.

¿No dice que quería ser empresario?
Bueno, lo soy. Lo que quería decir es que no era mi propósito serlo. No he estudiado Administración de empresas, no he sido formado para ello, mis padres no eran millonarios€ Pero esto es lo que me llena, lo que me hace sentir pleno.

¿Cualquiera puede ser rico?
La experiencia nos dice que sí, que cualquiera puede serlo. Si te fijas, en el mundo hay todo tipo de millonarios: listos, tontos, feos, guapos, altos o bajos. No hay una fórmula, igual que no hay un estereotipo para ganar dinero.

¿Entonces?
Cada uno tiene sus habilidades y hemos de ser capaces de sacar lo mejor de nosotros mismos. Para ser rico no tenemos que obcecarnos, no hay que perseguir sueños, no hay que tener muchos pajaritos en la cabeza, no hay que pensar que el universo conspira a tu favor€ Hay que ir a tope a por las fortalezas que tenemos.

¿El esfuerzo?
En el libro hay un capítulo que se titula Jódete. Lo que yo planteo no se consigue sin esfuerzo, y si lo quieres conseguir te vas a tener que joder mucho. Yo mismo hago muchas cosas que no me apetece hacer. Valoro no lo que hago en ese momento, sino lo que va a venir después. Cuando alguien me dice que quiere ser como yo, rico y no hacer nada, pienso: Tú eres un gilipollas, tú no sabes de qué va esto.

Supondremos que ni juega al Euromillón ni a la lotería.
Si no creces, la riqueza no llega.

Estamos hablando de suerte, no de trabajo.
Es que si la riqueza te llega por casualidad, no dura.

Bueno, será si te lo gastas todo sin ton ni son.
Pues fíjate en la gran cantidad de personas a las que les ha tocado la lotería y lo han acabado perdiendo todo. Al final, debes aprender a generar riqueza para mantenerla.

¿Qué ha pasado con el rock? ¿Ha dejado su pasión y la ha cambiado por hacer dinero?
Ja, ja, ja€ No, no es eso. El rock lo llevo dentro, pero digamos que no lo ejerzo públicamente. Tengo ganas de reunirme con mi banda y tocar de vez en cuando, pero también tengo muchas obligaciones y no puedo dedicarme a dar vueltas por los escenarios.

¿Seguro? Es usted rico...
Cierto. Podría, pero sé hacia dónde lleva porque lo he vivido, y no es el tipo de vida que quiero, aunque una vez que te ha picado la avispa del rock es muy difícil sacarte su veneno.

¿Se da algún capricho o solamente engorda la cuenta?
Engordar la cuenta, no la engordo, porque estoy reinvirtiendo siempre, pero lo de darme caprichos es algo que estoy trabajando con mi terapeuta.

¿Para ser rico se necesita ir a terapia?
Voy porque el trabajo de crecer duele, y el sacarle capas al ego es un trabajo en el que estoy ahora. No me considero una persona iluminada, me queda mucho por hacer. En el libro digo que no me tomen como ejemplo de nada, que tengo muchas conductas tóxicas. Recompensarme es algo que no sabía hacer. Los emprendedores tenemos que ir con cuidado, siempre estamos pensando en el futuro, y si no te das palmaditas en la espalda te rompes. 


PERSONAL
Edad: 44 años (12 de diciembre de 1977).
Lugar de nacimiento: Barcelona.
Formación: Conocido como el rey del SEO, catalogado como un genio loco del marketing digital, antes de convertirse en influencer Romuald Fons estudió Arquitectura, dejándolo en su último curso para ser cantante de rock.
Trayectoria: Tuvo que escribir textos eróticos para sacarse un dinerillo, encontró y vendió el videojuego hasta la fecha más caro del mundo, acabando arruinado en un par de ocasiones. Frente a la necesidad de mantener económicamente a su familia, empezó a formarse en el ámbito del posicionamiento en buscadores, destacando rápidamente por sus resultados. En 2017, Fons fundó BIGSEO Agency, considerada como la agencia de SEO y marketing digital de referencia, por la que han pasado clientes internacionales como Danone, Amazon, Spotify, Glovo o Custo Barcelona. 
Docencia: Un año más tarde le seguiría BIGSEO Academy, por su deseo de ayudar a futuros emprendedores y evitar los disgustos y problemas del autoaprendizaje. Ya han pasado por sus cursos más de 100.000 alumnos.
noticias de noticiasdenavarra