Peugeot saborea su momento

El nuevo Peugeot 2008 prolonga la línea de aciertos que ha vivido en los últimos años la marca francesa -hace nada con la renovación de su exitoso 208-, y en la que es, sin duda, una de sus etapas más dulces.

21.12.2019 | 12:11
El nuevo 2008 es un brillante SUV compacto.

Hay momentos en la trayectoria de una marca en los que todo parece salir bien. Puede que sea el esfuerzo, la genialidad, la lucidez de planteamientos o una conjunción de todos estos factores, más la ayuda de los astros, y lo que hace apenas unos pocos años se antojaba incierto y amenazante se convierte en un panorama optimista e ilusionante. Peugeot vive, puede que desde aquella gloriosa época de los 205 y 505, por citar dos modelos emblemáticos, su momento más dulce. Y lo hace en un escenario de máxima competencia, lo que en sí mismo constituye toda una demostración de su potencial.

Buena parte del éxito de los últimos lanzamientos de la firma del león hay que entenderlo en la incorporación de un diseño estético realmente brillante y cautivador, lleno de fuerza, dinamismo, elegancia y hasta espectacularidad, lo mismo fuera que dentro del habitáculo; todo ello acompañado de unas mecánicas a la última, un equipamiento innovador, inteligente y práctico y el ya tradicional buen comportamiento de sus acertados bastidores. Y todo esto trasladado al segmento SUV compacto y dotado además de la opción de la propulsión eléctrica viene a ofrecernos el nuevo Peugeot 2008. Como afirma la directora general de Peugeot para España y Portugal, Hélène Bouteleau, "el nuevo 2008, que se fabrica en Vigo, llega al segmento de los SUV compactos para convertirse en el nuevo referente y revalidar su liderato.

Lo tiene todo para lograrlo: un diseño espectacular y rompedor, una experiencia a bordo y unas prestaciones que llevan al máximo placer de conducir. Cuenta con las funciones de ayuda a la conducción más avanzadas conducción semiautónoma en autopista y vías rápidas gracias al Drive Assist Plus, que combina la ayuda al mantenimiento activo de carril, asociado al Lane Position Assist (LPA), y un regulador de velocidad adaptativo con función Stop y Go, a lo que se añade el sistema de frenado automático de emergencia de última generación (Pack Safety Plus), capaz de detectar peatones y ciclistas, de día y de noche, en un rango de velocidades de 5 a 140 km/h y un puesto de conducción Peugeot i-Cockpit con un combinado digital elevado en tres dimensiones; y aporta a la gama una alternativa cero emisiones propulsión eléctrica que se suma ahora a la de los gasolina y diésel con una circulación silenciosa y carente de vibraciones. El nuevo Peugeot 2008 encarna una visión sostenible y tecnológica de los SUV, con el placer de conducir como elemento distintivo".

Peugeot ha querido además hacer del nuevo 2008 un automóvil deseado lejos de aquel planteamiento más conversador y austero del modelo inicial, y que dio paso a una perspectiva más ambiciosa, dado el éxito comercial cosechado, en la anterior puesta al día de este modelo compacto, y para ello lo ha adornado con una paleta de colores para la carrocería en la que destacan "la viveza del Rojo Elixir, la luminosidad del Blue Vértigo y el aspecto metalizado del exclusivo color Orange Fusion".

Otro detalle especialmente valorado por los conductores será el asistente de aparcamiento Park Assist, que "clava los estacionamientos al manejar automáticamente la dirección y, en las versiones con caja automática EAT8, la maniobra es totalmente automática gracias al Full Park Assist, que llegará a principios de 2020". En el capítulo mecánico, como ya sucedió con el nuevo 208, la propulsión de gasolina y diésel se completa con la opción eléctrica, con un motor de 136 CV, 260 Nm, 150 km/h de velocidad máxima y 8,1 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, con una autonomía en ciclo WLTP, el más exigente y realista, de 310 kilómetros, modos de conducción (Eco para priorizar al autonomía, Normal para un uso estándar y Sport para potenciar el manejo deportivo) y dos niveles de recuperación de energía en retenciones y frenadas.

Los motores de combustión emplean en gasolina un tres cilindros de 1.200 cc con potencias de 100, 130 y 155 CV y un diésel 1.5 de cuatro cilindros con 100 y 130 CV. Asimismo, cuentan con cajas de cambios manuales de seis marchas y automáticas de ocho relaciones. Por último, los precios anunciados parten en gasolina de 17.550 euros y en diésel de 19.250 euros, en tanto que el eléctrico lo hace desde 30.450 euros.