La ley establece en España, desde este mes de enero, que los animales son considerados seres sintientes, lo que significa que son seres con derechos y los humanos tienen para con ellos unas responsabilidades. Y hay quien se toma el tema muy en serio, ya que incluso ha llevado a su mascota a la universidad y le ha buscado un hueco en la orla.

Es el caso de Abel Beldad Serrano y su perrita guía Desi, que han dejado una inusual imagen al posar juntos y orgullosos en la orla de la última promoción del grado en Historia de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM).

Y es que Desi, es algo más que una mascota para Abel. Sus caminos se cruzaron hace seis años, cuando él, con 56 años, perdió la vista a causa de una enfermedad degenerativa. Desde entonces, Desi, su perrita labradora, se ha convertido en sus ojos y en su inseparable compañera de vida.

Lejos de hundirse, Abel, que regentaba un bar en Ciudad Real, se sacó el graduado escolar en el centro de educación para adultos, según informa Europa Press. No sabía leer Braille, pero aún así se preparó las pruebas de acceso a la universidad para mayores de 45 años y aprobó. En 2018, cumplió su sueño de estudiar Historia y Desi ha sido testigo directo de esta historia de superación.

Aunque le queda alguna asignatura y el trabajo fin de grado para obtener su título, Abel aparece encantado en la orla junto a los otros 24 graduados.

Y ahí aparece ella, Desi, como una alumna más, entre los retratos de los y las estudiantes que posan con su banda azul celeste. Guardando la compostura y mirando a cámara con la seriedad que requiere el momento, la perrita guía, que ha asistido a todas las clases, se ha hecho con un merecido hueco en la orla conmemorativa.