Navarra Suma satura el Parlamento con iniciativas de control

Presenta 25 interpelaciones al Gobierno sobre temática variada, pese a que según el reglamento solo puede defender en pleno una al mes

01.02.2021 | 00:41
Imagen del hemiciclo del Parlamento de Navarra durante una sesión reciente. Foto: Patxi Cascante

Pamplona Navarra Suma ha registrado en el Parlamento, de una sola vez y para su debate en pleno, 25 interpelaciones al Gobierno. Se trata de una iniciativa parlamentaria que permite al grupo proponente plantear un tema para su discusión con el Gobierno, con intervenciones posteriores del resto de grupos parlamentarios, y sin necesidad de votación. Suelen ser además debates largos, por lo que actualmente se programan dos por pleno. Y teniendo en cuenta que solo hay dos plenos de control al Gobierno cada mes, la coalición derechista ya tiene interpelaciones registradas para todo lo que resta de legislatura.

La propuesta, que hoy se debatirá en la Mesa y Junta del Parlamento, ha llamado la atención tanto por su volumen como por su poca practicidad. No tiene mucho sentido presentar hoy una interpelación que vaya a ser debatida dentro de un año, entre otras cuestiones porque el asunto puede perder actualidad, así que algunos grupos temen que se pueda tratar de una operación de filibusterismo parlamentario.

De hecho, el pasado octubre ya se reformó el reglamento de la Cámara para evitar situaciones de abuso. Hasta entonces, las interpelaciones se debatían en el pleno por orden de registro, lo que permitía que algunos parlamentarios registraran varias a la vez priorizando su tramitación frente a las propuestas posteriores del resto de aforados. Ahora sin embargo es la Mesa del Parlamento quien ordena las interpelaciones para garantizar la "equidad" entre los grupos. Solo se debaten dos por pleno, y de forma rotatoria entre los partidos, por lo que Navarra Suma solo puede defender una de cada seis.

Hay en cualquier caso una clara intención de saturar el Parlamento de iniciativas de control, buscando el cara a cara con el Gobierno en todos los ámbitos posibles. Una actitud propia de cualquier partido de la oposición, pero que en el caso de Navarra Suma se ha convertido en la única vía parlamentaria, renunciando prácticamente a toda iniciativa legislativa que no sea de control.

La derecha está colapsando así varios departamentos, fundamentalmente los más sociales a base de preguntas y peticiones de información. Lo que está generando un trabajo añadido para los gabinetes de Salud o Derechos Sociales, que todas las semanas deben atender varias peticiones de Navarra Suma.

Disputa jurídica Esta actitud de Navarra Suma, que ya practicó UPN también la pasada legislatura, ha provocado varios encontronazos con el Gobierno que han acabado en los servicios jurídicos del Parlamento, a quien el grupo de la oposición ha pedido amparo por falta de respuesta satisfactoria por parte del Gobierno a sus demandas.

El último conflicto parte de la negativa del Ejecutivo a facilitar a Navarra Suma las actas y documentación de diversos órganos de ámbito estatal en los que participan los miembros del Gobierno, como el Consejo Interterritorial de Salud y o el consejo de Canasa, argumentando que son competencia de otras administraciones del Estado. En este último caso, los servicios jurídicos del Parlamento han acabado dando la razón al Gobierno de Navarra, considerando que la respuesta a los parlamentarios de Navarra Suma ha sido "suficientemente adecuada". Así, insta al grupo de la oposición a reclamar la documentación deseada a los respectivos organismos estatales a través de la presidencia del Parlamento. El informe será analizado hoy en el Parlamento.