y el procesamiento de Martín Villa

SF78 Gogoan pide desclasificar los documentos de los Sanfermines del 78

09.02.2020 | 16:02
Concentración celebrada este viernes para pedir que se desclasifiquen los archivos relacionados con los Sanfermines de 1978.

Pamplona. Una concentración ha reclamado esta tarde ante la delegación del Gobierno en Navarra que se desclasifiquen los papeles de sanfermines del 78 y que sea procesado por este y otro sucesos el entonces ministro del Interior Rodolfo Martín Villa

En declaraciones a Efe, Ramón Contreras, de la asociación memorialista Sanfermines 78 Gogoan, ha indicado que esta concentración es parte de la campaña a nivel estatal "Juicio a Martín Villa" para "reivindicar justicia para los crímenes de la transición".

Tras apuntar que se ha elegido como símbolo al exministro por ser "un personaje emblemático", ha añadido que con él "hubo una represión masiva en todo el Estado" por la que "aún se le puede pedir responsabilidades porque es una persona viva y está señalado como imputado en la querella Argentina y en otras de organizaciones como Sanfermines 78 Gogoan".

Por eso durante la concentración, encabezada por una pancarta con la imagen de Martín Villa y la palabra impunidad en euskera tachada, se han mostrado carteles con los nombres de las 80 personas cuyas muertes le reclaman.

Además la concentración ha servido para exigir la desclasificación de los papel sobre los sucesos de los sanfermines del 78 en los que murió de un disparo el joven Germán Rodríguez y varias decenas de personas resultaron heridas.

"Hemos tenido dificultades durante 41 años para acceder a la documentación de esos sucesos e incluso a los sumarios que se abrieron y se cerraron para el año 82, de los que no tenemos copia para poder fundamentar mucha más una posible querella o para conocer muchas más la verdad", ha comentado.

Y ha denunciado que se les han "negado por todos los sitios los informes que sabemos que había, los que se presentaron en el Congreso y los que elaboraron la delegación del Gobierno y los distintos cuerpos policiales, cuando creemos que es un derecho esencial de toda la ciudadanía el acceso a la verdad, conocer esos informes para un relato con visos de realidad".

Ramón Contreras admite sin embargo que "es difícil conseguir en estos tiempos líquidos" una cosa y la otra "porque un día hace sol y al otro baja la temperatura diez grados", pero "es una lucha que hay que llevar" aunque "no confiemos mucho en la justicia o en que se abran los documentos", protegidos por una ley de secretos oficiales rubricada por Franco en 1968, ha recordado.