La presencia de la cepa inglesa se dispara en Navarra con hasta medio centenar de casos

Salud Pública ha detectado 35 casos de variante británica en la última semana, el 9,2% de las muestras analizadas en el CHN - La semana anterior, dicha variante solo suponía el origen del 1,6% de los contagios

03.02.2021 | 14:05
Personas esperan en Refena para hacerse una PCR a finales de octubre.

La incidencia de la cepa británica en la Comunidad Foral, donde dicha variante circula desde mediados de diciembre, ha crecido de manera relevante en los últimos contagios detectados en Navarra de covid-19. Así, el Instituto Salud Pública y Laboral de Navarra ha constatado en su último informe epidemiológico que en la semana del 24 al 31 de enero se han encontrado hasta 35 casos con el gen S negativo, lo cual es altamente sugestivo de la variante inglesa, de las 379 muestras analizadas en el Complejo Hospitalario de Navarra.

El porcentaje de casos positivos contagiados por dicha variante ha ganado presencia en los últimos días. De hecho, los datos de la semana pasada suponen el 9,2% de las muestras tomadas en el Complejo. Este porcentaje ha aumentado considerablemente en comparación con el 1,6% de la semana anterior, y sugiere la presencia creciente de esta variante en Navarra. Este resultado refuerza la recomendación de las medidas preventivas, según los técnicos de Salud Pública.

Con estas cifras, los contagios con alta sospecha de cepa británica alcanzarían ya el medio centenar. No hay que olvidar que los casos originados por esta variante fueron confirmados en los primeros días de enero, cuando se mandaron a laboratorios de referencia para su caracterización genética se ha detectado la presencia de la variante inglesa, según consta en el informe epidemiológico de la semana del 11 al 17 de enero.

Por entonces, el servicio de Microbiología Clínica del Complejo Hospitalario (CHN) analizó unas 300 muestras representativas de todos los casos detectados en la Comunidad Foral entre el 4 y el 13 de enero –que fueron elegidas aleatoriamente y entre las cuales hubo alguna que tuvieron que desechar porque no arrojó resultados–. De este modo, encontraron que un 4,7% de los casos tenían el gen S negativo, lo cual es altamente sugestivo de la variante inglesa. Ahora, la incidencia ya supone el doble de aquellos datos.