Las finales llegan al sexto asalto

Butler y Lebron seguirán dando espectáculo esta madrugada (1.30 horas)

11.10.2020 | 00:36
Jimmy Butler (d) se mide a Markieff Morris en el quinto partido. Foto: Efe

Lake Buena Vista (Florida) – Los Miami Heat forzaron el sexto partido de las finales de la NBA la madrugada del viernes al sábado gracias a la inmensa actuación de Jimmy Butler, que aportó un triple doble de 35 puntos, 12 rebotes y 11 asistencias ante Los Angeles Lakers. El triunfo mantiene a los Heat con vida al conseguir el segundo de la serie que sigue favorable a los Lakers por 3-2 y el sexto partido se jugará esta madrugada (1.30 horas, Movistar+) en el mismo escenario del la burbuja del complejo recreativo de Walt Disney World, en Orlando (Florida).

En el sexto encuentro, los Heat volverán a encomendarse a Butler, el mejor jugador del equipo en las dos victorias ante los Lakers. Además, en el quinto choque, el alero Duncan Robinson recuperó su mejor toque de muñeca, especialmente con los tiros desde fuera del perímetro y aportó 26 puntos, incluidos siete triples de 13 intentos, que lo dejaron como segundo máximo encestador.

Los Heat llegaron a acabar el partido con una lista de siete jugadores que tuvieron números de dos dígitos. El base reserva, el novato Kendrick Nunn tuvo 14 puntos, el pívot Bam Adebayo (13), Herro (12) y el alero Jae Crowder (11).

Por parte de los Lakers, que se encuentran a una victoria de hacerse con el anillo, volvió a destacar LeBron James, líder en todas las facetas del juego al conseguir un doble-doble de 40 puntos, 13 rebotes y siete asistencias, que esta vez no fueron suficientes a la hora de decidir el triunfo.

Con su actuación en el quinto asalto, LeBron superó a Karl Malone en el segundo puesto en la lista de anotaciones de todos los tiempos de la NBA, incluidos los partidos de play off y de temporada regular, tras haber disputado su partido 259, empatado con Derek Fisher en la mayor cantidad en la historia de play off.

Mientras que Butler se convirtió en el sexto jugador en la historia de las Finales de la NBA en tener múltiples triples-dobles en la misma serie, algo que ya habían conseguido Magic Johnson y James, ambos por tres veces. Mientras que Larry Bird, Wilt Chamberlain y Draymond Green lo hicieron una vez.