Respuesta al secretario general de UGT en Navarra

09.02.2020 | 17:12

la pasada semana emitíais sendas denuncias sobre pintadas, supuestos acosos y descalificaciones a miembros de UGT en el marco de las luchas de la Sangiovesa y Huerta de Peralta.

Un "acoso" muy duro en verdad, que consistió en reprender verbalmente a vuestro delegado en la Sangiovesa por no mover un dedo frente a los 4 despidos por no votar a vuestra candidatura. Ante esta crítica, hablas de fascismo y libertad, tú, secretario general de UGT en Navarra. Sin embrago, nada dices a la empresa frente a los despidos, pero claro, ¿cómo lo vas a hacer si el candidato de UGT era el candidato de la empresa?

En la Sangiovesa la empresa amenazó con despidos a quien no votase a UGT (que después se llevaron a cabo) y UGT comunicó los despidos a algunos trabajadores desde su sede. Como broche final, un ascenso para el nuevo flamante delegado de este sindicato ¿Quién en Nafarroa no tiene algún familiar o amigo que en su curro la lista de UGT fuese la puesta por la empresa?

El caso de Huerta de Peralta era todavía mucho más exagerado. La plantilla se encontraba en condiciones paupérrimas, solidariamente se tuvo que emplear a fondo frente a la empresa, la Policía Foral y ahora frente al riesgo de ser encarcelados. Tuvimos que emplear métodos imaginativos de desobediencia civil y autodefensa, frente a la violencia de la policía y la represión de la empresa, pero ganamos. Tanto UGT como CCOO tuvieron la oportunidad de participar en aquella lucha, pero vosotrxs nunca sorprendéis, siempre defraudáis. Y es que así actúan los sindicatos del Régimen.

Tanto en la Sangiovesa como en Huerta de Peralta estos sindicatos permitieron e impulsaron el incumplimiento de convenios y contratos, la coacción y extorsión a trabajadorxes, la manipulación de elecciones sindicales, los despidos arbitrarios, la criminalización del derecho a huelga... Y luego, señor Santos, pedís "respetar la libertad del resto de organizaciones sindicales", curiosa libertad la vuestra.

Sin embargo, mentáis la solidaridad al referiros a 300 sindicalistas a lo largo del Estado reprimidos por el infame artículo franquista 315.3 sobre derecho a la huelga. Quienes firmamos conocemos bien ese artículo, ya que a uno de nosotros se lo aplicaron en la huelga contra la reforma laboral del 2012 por tratar de cerrar el bar Chez Belagua, donde tras un duro día de huelga tomaban refrigerio numerosos simpatizantes con pegatinas de UGT, haciendo currar a trabajadorxs que podrían haber estado de huelga. Paradojas de la vida, otra vez los que luchan por los derechos de los trabajadores y elementos de UGT en el lado "opuesto" de la barra. A quienes sufrieron aquellas condenas dimos nuestro cariño y lo recibimos por su parte, de vostros una vez más, la espalda.

Sin duda todo el apoyo merecen esos afiliadxs de UGT represaliadxs, y todxs aquellxs que bajo las siglas de UGT luchan frente a la explotación en Asturias, Madrid... o por los derechos políticos en Cataluña. Pero eso no sucede ni sucederá en Nafarroa, donde este sindicato es una pieza básica para el Régimen. Basta mirar al aperitivo que compartían hace escasos días Santos, Esparza, PP y Roberto Jiménez... dime con quién andas... Y es que no se muerde la mano de quien te da de comer.

Obligada era la respuesta a la nota de prensa de UGT, pero nosotrxs no nos equivocamos de oponente. La CEN, la Fiscalía, la Inspección de Trabajo, la Policía Foral... el Régimen en su conjunto es quien permite que la precariedad aumente día a día. Por medio de nuestros juicios buscan un castigo ejemplarizante para lxs que participamos en las luchas de La Sangiovesa y Huerta de Peralta, ya que fueron luchas eficaces. Pero se equivocan tratando de encarcelarnos, hemos comprobado que el sindicalismo activo arrasa en los conflictos laborales y no estamos dispuestos a abandonarlo a ningún precio, no sería ni inteligente ni efectivo hacerlo. Nada consiguen juzgándonos, ya que nos plantaremos y usaremos estos juicios para denunciar los mecanismos de precariedad que el Régimen sigue manteniendo.

Para terminar un consejo al señor Santos, los despidos en los que participáis generando miedo y miseria son violencia. Usas grandes palabras como fascismo o libertad para denunciar pintadas y críticas a vuestra actuación, sin embargo harías mejor en dirigirlas a quien genera la violencia de la precariedad y las muertes en el trabajo. Mientras tanto, algunas personas valiéndose de sprays dejaron claro lo que mucha gente pensamos.

En este sentido, os invitamos a participar en las próximas movilizaciones ruidosas del día 28 a las 19:00 frente a los juzgados en Tafalla y del día 2 de julio a las 19:00 en la plaza del Ayuntamiento de Iruña.

Firman este artículo: Imanol Salinas Ijurko y J.J. Oses Carrasco. Imputados en los procesos de la Sangiovesa y Huerta de Peralta