Eugui apoyó el ahogo de Villava y Comarca (I)

21.12.2021 | 00:30
Vista aérea de las inundaciones ocasionadas por el desbordamiento río Arga a su paso por Huarte, Villava y Burlada

hace unos días Jorge Nagore hablaba en su columna acerca del efecto directo que la gestión del embalse de Eugui tiene en las inundaciones de Huarte por estar sometida esta población únicamente al caudal del Arga. Pues bien, quiero con este escrito llamar la atención sobre el efecto que la gestión de Eugui tiene principalmente sobre Villava y también sobre el resto de la Comarca de Pamplona. Y es que sobre el mapa es fácil pensar que lo que ocurre en el Arga afecta muy poco o nada a lo que ocurra en Villava con el río Ultzama, sin embargo espero que se entienda que no es así.

La gravedad de una inundación depende de varios factores como son principalmente el caudal y nivel que alcance el agua en la zona, pero también es muy importante cuánto dure la inundación. Pues bien, el tramo de la desembocadura del Ultzama en el Arga, un tramo de algo más de medio kilómetro sito en Villava, es un punto crucial en el que riada tras riada se puede comprobar la importancia de lo que comento. Y como ejemplo sirve lo sucedido en la madrugada del pasado viernes 10.

Ese día hacia las 4:00, la estación fluvial de Olabe midió el máximo pico del Ultzama y a partir de ese momento reflejó continuos descensos de modo que en 10 horas pasó de 323 m?3;/seg. a 155. Lo normal es que ese descenso se hubiera visto reflejado en Villava entre una y dos horas más tarde, sin embargo, lo que allí vivimos fue un aumento del nivel y caudal debido a que hacia ese mismo momento en Eugui decidieron aumentar de manera considerable la aportación al Arga pasando progresivamente de 38 m?3;/seg a 111 en solo 6 horas. Esto provocó que el caudal del Ultzama (en clara reducción desde Olabe) se viera frenado en la zona de la desembocadura por el caudal del Arga que viniendo desde Huarte ejerce una fuerte contención al desagüe del Ultzama, de modo que en esas márgenes en vez de producirse un descenso del nivel, lo que ocurrió fue un aumento y estancamiento de este que se mantuvo prácticamente invariable durante 11 interminables horas, hasta las 15:00.

Ese estancamiento en la cota máxima de la inundación contribuyó de manera importantísima a que los daños en Villava fueran mucho más cuantiosos que lo hubieran sido si Eugui hubiera retrasado (aunque solo hubiera sido unas horas) ese aumento de aportación al Arga. Fueron 11 horas en que hubo gente (algunas solas) que se mantuvieron a oscuras con el agua (a unos 4 grados) cubriéndoles hasta por encima de la cintura esperando a que amaneciera para al menos ver con algo más de claridad la magnitud del desastre que estaba ocurriendo en su vivienda, y además en unas condiciones de las que aún tardarían varias horas en salir. No es difícil imaginar lo importante que en esa situación son unos cm. menos de nivel del agua y unas horas menos de sufrimiento, amén de la importante reducción de daños que esas variaciones conllevan. Hubo casos en que la inundación del interior se produjo "desde dentro" porque fue por el WC y filtraciones diversas por donde principalmente entró el agua durante esas 11 interminables horas que el Ultzama estuvo "atascado" por el caudal que entonces traía el Arga. Seguro que lo mismo o peor sucedió en otros lugares de la comarca de Pamplona.

Hay muchas preguntas que riada tras riada quedan sin respuesta convincente, y muchas son referentes a la utilización que del embalse de Eugui hacen desde la CHE y la MCP. E incluyo a la MCP porque también la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona tiene algo que ver en todo esto, y es que con motivo de las inundaciones del año 2013, el 26 de enero de 2015, tres vecinos de Martiket mantuvimos una reunión con un alto cargo de la MCP para solicitarle su apoyo a nuestra petición de que el llenado del embalse de Eugui se gestionase con criterios favorables a intentar evitar o paliar el efecto de las inundaciones que con tanta frecuencia nos afectan; pues bien, este señor nos sorprendió al decirnos que desde su cargo, él nunca haría nada que fuera en contra de que el embalse de Eugui estuviera siempre lo más lleno posible. Pues bien, a pesar de comprobar en el amanecer del viernes 10 que la doctrina del "máximo llenado posible" sigue vigente para Eugui, pregunto: ¿por qué Eugui no se mantuvo desde los días anteriores con unos niveles suficientemente bajos como para haber podido servir de retención hasta que el mayor pico del Ultzama pasara y así, minimizando la cota máxima, disminuir el nivel, la duración y por tanto la gravedad de la riada?

noticias de noticiasdenavarra