El Gobierno estatal rastreará 40 millones de móviles "para atajar el covid-19"

El objetivo del estudio es analizar el efecto de las medidas sobre la movilidad de la población

01.04.2020 | 20:59
Imagen de archivo de un teléfono móvil

Más de 40 millones de teléfonos móviles de todo el Estado serán rastreados en un estudio de movilidad anónimo, que permitirá conocer los movimientos de población entre territorios y contribuirá a la toma de decisiones para hacer frente al coronavirus.

Se trata de un estudio, denominado DataCOVID, impulsado por el Ministerio de Asuntos Económicos y de Transformación Digital en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística (INE), que permitirá analizar los desplazamientos de la población mientras dure la emergencia sanitaria por el covid-19, han informado este miércoles fuentes gubernamentales.

El estudio, que ya fue avanzado hace unos días por la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital Nadia Calviño, no rastreará movimientos individuales, sino que empleará datos de posicionamiento de los dispositivos móviles, anónimos y agregados. Datos que proporcionarán directamente los operadores y eliminarán cualquier información personal, sin identificar ni realizar seguimientos de números de teléfono o titulares de forma individual.

Aunque las fuentes gubernamentales no lo precisan, Telefónica, Orange y Vodafone participarán en este estudio, confirmaron a fuentes de estos operadores momentos después del anuncio de la ministra. Para ello, se dividirá España en unas 3.200 áreas de movilidad, que identificarán poblaciones de entre 5.000 y 50.000 habitantes
Concretamente, se analizarán los datos de posición de más de 40 millones de móviles.

El objetivo es analizar el efecto de las medidas sobre la movilidad de la población, de manera que se identifique si aumentan o disminuyen los desplazamientos entre territorios o si hay zonas en las que hay una mayor concentración de población.

Este estudio se valdrá de las posibilidades que ofrece el big data para analizar gran cantidad de información y extraer conclusiones de cara a tomar decisiones basadas en la evidencia, de una forma más coordinada y adaptada a cada territorio. El análisis cuenta con un primer piloto en la Comunidad Valenciana.

Al no emplear datos personales, este estudio no entra en conflicto con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), según las fuentes, y sigue además las directrices marcadas por la Agencia Española de Protección de Datos, según las fuentes.

La normativa sanitaria vigente ampara a las autoridades a usar datos con fines de investigación en situaciones excepcionales y de gravedad para la salud pública como la actual. El responsable del tratamiento de estos datos será el Instituto Nacional de Estadística.