Senadores republicanos apoyan que se aplace la votación de Kavanaugh

La acusación de abusos complica el camino al Supremo del candidato de Trump

07.02.2020 | 07:12
El juez Brett Kavanaugh.

Washington - Tres senadores republicanos han planteado a lo largo del fin de semana la posibilidad de aplazar la votación para recomendar, o no, el nombramiento del juez Brett Kavanaugh para el Tribunal Supremo de EEUU debido a recientes acusaciones de acoso hechas contra él, señalaron ayer medios locales.

La última en hacer públicas sus dudas fue la legisladora por el estado de Alaska Lisa Murkowski, quien durante una entrevista concedida este domingo al canal CNN sostuvo que el Comité Judicial de la Cámara Alta "debe" al menos plantearse la posibilidad de abordar las acusaciones de Christine Blasey Ford. "Esto no es algo que saliera a colación durante las audiencias. Las audiencias ya han terminado y si existe algún fundamento real en todo esto, requiere una respuesta. Es algo que el Comité debe estudiar", dijo Murkowski.

Tras varios días de audiencias en dicho comité, en la que el nominado por el presidente Donald Trump contestó a numerosas preguntas para respaldar su nombramiento, el pasado jueves la senadora demócrata Dianne Feinstein puso en conocimiento del FBI una carta que había recibido de Ford.

En dicha misiva, cuya autoría fue mantenida inicialmente en el anonimato, la profesora de la Universidad de Palo Alto (California), de 51 años, acusaba a Kavanaugh de haberse propasado con ella cuando ambos estaban en el instituto de educación secundaria en la década de 1980 en Maryland. "Pensé que me iba a matar involuntariamente. Estaba tratando de agredirme y quitarme la ropa", dijo Ford, quien finalmente optó por revelar su identidad y concedió una entrevista al diario The Washington Post.

Christine Blasey Ford afirmó en declaraciones al diario que Kavanaugh la agredió sexualmente en los años ochenta. Concretamente dijo que Kavanaugh la sujetó en una cama e intentó quitarle la ropa durante una fiesta de instituto.

Las palabras de Blasey llegaron además días después de que la senadora Dianne Feinstein anunciara que había enviado al FBI información sobre Kavanaugh que había recibido en julio por parte de una acusadora anónima, Blasey.

A raíz de estas declaraciones, el senador por Arizona Jeff Flake, miembro del Comité Judicial, el senador por Tennessee Bob Corker y ahora Murkowski, todos ellos conservadores, han abogado por atrasar la votación que esta prevista para este jueves para así poder estudiar el asunto en profundidad.

"El viernes, el juez Kavanaugh rechazó categórica e inequívocamente esta alegación. Esto no ha cambiado. El juez Kavanaugh y la Casa Blanca se reafirman en este comunicado", señaló ayer el portavoz de la misma Kerri Kupec.

La nominación del juez Kavanaugh ha generado preocupación en la oposición demócrata por la posibilidad de que abogue para reducir derechos como el aborto y por su visión del poder presidencial, pero, en cualquier caso, la mayoría con la que cuentan los republicanos en el Senado parecían garantizar su nombramiento.

Dispuestos a declarar Ford acusa a Kavanaugh de tratar de violarla en los años ochenta durante una fiesta en una casa a las afueras de Washington, en la que segura él estaba muy embriagado. Finalmente, Ford pudo librarse de las manos del ahora magistrado y huir, algo que solo fue posible debido al nivel de alcohol que el entonces adolescente tenía en sangre, de acuerdo a la abogada, quien consideró que de no ser por este factor su representada habría sido violada aquella noche.

Aunque el jurista lo niega tajantemente, ayer mostró su disposición a volver a testificar en el Senado para atajar la polémica a través de un comunicado en el que señaló que "la acusación es completamente falsa".

"Nunca he hecho nada como lo que describe la acusada, ni a ella ni a nadie", apuntó el juez, quien dijo estar dispuesto a hablar ante los senadores para defender su "integridad".

Por su parte, Ford también está "abierta a testificar ante los legisladores bajo juramento". - Efe

El millonario Bloomberg

Un contrincante 'demócrata'

Frente a Trump. El empresario Michael Bloomberg, exalcalde republicano e independiente de Nueva York, se inclina por ser contendiente electoral del actual mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, por el Partido Demócrata, informaba ayer The New York Times. En una entrevista al periódico, Bloomberg considera "imposible de concebir" una candidatura republicana por su parte para los comicios de 2020, a la vez que mantiene diferencias con el Partido Demócrata en cuestiones clave como las regulaciones bancarias o el movimiento Me Too. "No quiere decir que esté con el Partido Demócrata en todo, pero no veo cómo podrías, posiblemente, presentarte como republicano. Así que, si te presentaras, sí, tendrías que presentarte como demócrata", dice el millonario, de 76 años, expresándose en segunda persona sobre sí mismo. Bloomberg apoyó la candidatura demócrata de Hillary Clinton a la Casa Blanca y ha invertido 80 millones de dólares para revertir el control republicano de la Cámara de Representantes en las elecciones del próximo noviembre.