Guaidó presiona con una huelga general y Maduro promete detener a los “golpistas”

El líder opositor pretende poner contra las cuerdas al Gobierno en las calles del país

El presidente chavista escenifica su poder en una marcha con 4.500 militares

09.02.2020 | 06:56
Maduro encabezó una marcha con el ministro de Defensa.

El líder opositor pretende poner contra las cuerdas al Gobierno en las calles del país.

Caracas - El jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, a quien más de 50 países reconocen como presidente interino, anunció este miércoles una huelga general, solo horas después de liderar un fracasado levantamiento militar, y en la misma jornada en que el gobernante, Nicolás Maduro, llamó al chavismo a acometer las rectificaciones que, según dijo, necesita la "revolución" que lidera. Guaidó acompañó las manifestaciones opositoras por la conmemoración del Día del Trabajo y prometió luchar por la recuperación del mermado poder adquisitivo de la población. "Mañana -jueves- comienza la Operación Libertad Sindical con rumbo a la huelga general (...), mañana vamos a acompañar la propuesta de paro escalonado", dijo el opositor frente a un millar de personas que se concentraron en uno de los puntos dispuestos por la oposición para protestar contra Nicolás Maduro, que ayer exhibió su poder con 4.500 militares.

Celebró que miles de personas estuvieran en las calles manifestándose "a pesar de la intimidación" que achaca al Ejecutivo de Maduro, al que desconoce y a cuyo derrocamiento llama abiertamente. Asimismo, aseguró que continuará con sus llamamientos a protestas hasta lograr el cese de la "usurpación" que considera hace Maduro de la Presidencia. "Si el régimen creía que habíamos llegado al máximo de presión se equivocó (...), vamos a seguir en las calles hasta lograr la libertad de Venezuela", dijo.

El llamamiento al paro de Guaidó fue rápidamente contestado por el dirigente Diosdado Cabello, considerado el número dos del chavismo, quien puso en duda que la propuesta tenga éxito y dijo que el opositor habla "muchas boberías".

se extienden las protestas Las manifestaciones contra Maduro se registraron también en varias ciudades del interior del país y solo en Caracas se saldaron con más de 50 heridos, informaron fuentes sanitarias y gremiales. Un total de 46 heridos fue atendido en el municipio caraqueño de Chacao, donde las fuerzas de seguridad y los manifestantes se enfrentaron durante varias horas. La presidenta del servicio municipal de salud, Maggia Santi, explicó ante periodistas que los lesionados están todos fuera de peligro, incluso los dos heridos con armas de fuego.

Por otra parte, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) informó de que una decena de periodistas también sufrieron lesiones durante la cobertura de las manifestaciones antigubernamentales que se produjeron en Caracas y en casi la totalidad de los 23 estados del país.

El chavismo, por su parte, se concentró en el centro y oeste de Caracas para respaldar a un Maduro, que apareció ante miles de seguidores a los que llamó a reflexionar y rectificar. "Llueva, truene o relampaguee vamos a los grandes cambios, a las grandes renovaciones, a las grandes rectificaciones que necesita urgentemente la revolución, frente al pueblo siempre", dijo Maduro durante un discurso en el que alertó de que la Justicia está tras la pista de los responsables de la "escaramuza golpista" del martes. "Están huyendo entre embajada y embajada", dijo Maduro en referencia al dirigente opositor Leopoldo López, a quien no mencionó directamente. "La justicia los está buscando y más temprano que tarde irán a pagar a la cárcel su traición y su delito", añadió.

López burló el martes la pena de casi 14 años que cumplía en su domicilio y acompañó a Guaidó en su arenga a la Fuerza Armada de ayer para que diera la espalda a Maduro.

Las palabras de Maduro también hacían alusión a Guaidó, que mantiene su desafío a Maduro y cuyo paradero es desconocido. La Justicia venezolana ha abierto dos líneas de investigación contra el líder de la Cámara: una por haber proclamado un Gobierno interino y otra por los apagones que sumieron a casi todo el país en la oscuridad y lo paralizaron en marzo pasado.