El 60% de la isla de Gran Bahama está sumergida

Muchas casas de la isla han quedado sepultadas por el mar, mientras continúan las lluvias

10.02.2020 | 02:05
La impactante imagen satelital de la isla.

San Juan - El 60% de la superficie de la isla de Gran Bahama, en el noroeste del archipiélago de Bahamas, quedó bajo las aguas a causa de las marejadas y lluvia aparejadas al huracán Dorian, que ayer martes continuaba golpeando ese área del Atlántico. La compañía Iceye divulgó una foto de satélite, tomada el mediodía del lunes desde el satélite Iceye-X2, que revela la histórica marejada que trajo Dorian sobre Gran Bahama.

La imagen tomada por la compañía Iceye muestra que gran parte de la isla de Gran Bahama estaba bajo el agua tras el impacto del huracán Dorian ya el lunes. A diferencia de otros satélites de observación de la Tierra, el Iceye utiliza un tipo especial de tecnología que le permite ver a través del sistema nuboso provocado por las tormentas.

Conocida como radar de apertura sintética (Sar), la tecnología permite que un satélite proporcione imágenes de la Tierra en cualquier momento con independencia de las condiciones meteorológicas. Con dos satélites que operaron en órbita, Iceye está avanzando en sus planes de lanzar una red de satélites para ofrecer una comparación casi en tiempo real de los cambios en la superficie terrestre. Iceye espera tener imágenes actualizadas del huracán Dorian durante las próximas 24 horas.

siguen las llamadas de socorro La población de Gran Bahama atrapada en sus viviendas por las históricas inundaciones provocadas al paso del huracán Dorian continúa pidiendo ayuda ante el aumento del nivel de mar causado por las torrenciales lluvias que ha convertido las calles de esa isla en ríos. Numerosas personas recurrieron ayer martes a emisoras locales para pedir ayuda ante su desesperada situación, atrapados en medio de inundaciones nunca antes vistas en estas latitudes que les ha obligado a refugiarse en partes altas de sus viviendas. De acuerdo a la cadena televisiva ZNS, las calles de Gran Bahama son en estos momentos una continuación del mar. Medios locales también reproducen imágenes de las Islas Ábaco, el primer punto del archipiélago en ser golpeado por Dorian, que muestran calles completamente inundadas en las que hay que moverse en embarcación. Vídeos grabados por residentes en Gran Bahama y divulgados en las redes sociales muestran viviendas cerca de ser completamente cubiertas por el agua, que sigue aumentando su nivel mientras no cesan las lluvias.

Las autoridades bahameñas informaron de que hay dificultades para que los equipos de rescate lleven a cabo sobre el terreno su trabajo en Gran Bahama, donde hay cientos de personas resguardadas en refugios.

Mientras, algunos medios siguen señalando que la cifra de fallecidos es superior a la oficial de 7 que el primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, hizo pública el martes. Algunos medios apoyan su postura con vídeos en los que se ven cadáveres.

Minnis, en conferencia de prensa, dijo el lunes que de acuerdo a la información recibida de la Policía de Bahamas los fallecidos son cinco, cifra que reconoció es provisional.

El primer ministro apuntó que es muy importante que nadie mienta sobre la cifra de muertos, ya que todos saldrían perjudicados.

Miles de casas se encuentran inundadas en Gran Bahama y solo son visibles los últimos pisos.

El aeropuerto de Freeport, capital de Gran Bahama, se encuentra sumergido bajo el agua a excepción del último piso.

pierde categoría, gana tamaño El Departamento de Estado de Puerto Rico informó ayer martes de que había conseguido establecer comunicación con el Gobierno de las Bahamas. "Estamos trabajando para emplear los recursos de acuerdo a la necesidades. Seguimos atentos...", señalaba el comunicado. Según el último parte del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos la intensidad de los vientos del huracán Dorian bajaron a 110 millas por hora (175 km/h), lo que le sitúan en la categoría 2 Saffir-Simpson.

Dorian, que llegó a ser categoría 5 en la escala que mide a los huracanes por la intensidad de sus vientos, con 185 millas por hora (295 KM/H), cuando estaba el domingo sobre el norte de Bahamas, pierde fuerza con rapidez mientras se mueve frente a la costa este de Florida.

Hoy miércoles rolará hacia el norte, mientras avanza en paralelo a la costa de Florida y antes de amenazar el litoral de los estados de Georgia y Carolina del Sur y el de Carolina del Norte mañana jueves.

Los datos recogidos por los aviones de reconocimiento indican que el viento máximo sostenido es ahora de 110 mph (175 km/h) con ráfagas más altas, intensidad que mantendrá, calcula el NHC, las próximas 48 horas. A pesar de esta pérdida de intensidad, el huracán está ampliando su zona de peligro, pues sus vientos huracanados se extienden hasta 60 millas (95 km) desde su centro.

En la costa de Florida, los expertos del NHC anticipan subidas del nivel del mar de hasta 7 pies (2,1 metros) en algunas zonas, que sufrirán el embate de las poderosas olas que genera. Además, Dorian podría dejar acumulaciones de agua de hasta 30 pulgadas (76 centímetros) en el noroeste de Bahamas, de 15 pulgadas (38 cm) en la costa de las Carolinas y de 9 (22) en el litoral floridano. Pero Dorian no es el único fenómeno a vigilar en la cuenca atlántica por parte del NHC, pues en las últimas horas se está formando la depresión tropical siete, situada en el Golfo de México. La probabilidad de formación de un ciclón es del 90% en las próximas 48 horas. - Efe