Los sondeos a pie de urna en Israel vaticinan un nuevo bloqueo político

La repetición de elecciones parlamentarias deja un posible empate entre
Gantz y Netanyahu

10.02.2020 | 03:37
Benjamin Netanyahu deposita su voto junto a su esposa, Sara Netanyahu.

Pamplona - Los sondeos a pie de urna tras las parlamentarias celebradas ayer en Israel apuntan nuevamente a un escenario en el que los principales candidatos no contarían con la mayoría suficiente como para formar Gobierno.

Así, Channel 11 da 32 escaños al Likud del primer ministro, Benjamin Netanyahu, y al Partido Azul y Blanco, liderado por el antiguo jefe del Estado Mayor del Ejército Benjamin Gantz. En abril ambas formaciones obtuvieron 35 escaños.

Por su parte, Channel 12 da 34 escaños al partido de Gantz y 33 al de Netanyahu, mientras que Channel 13 da 33 al Partido Azul y Blanco y 31 al Likud, según recogió el diario Haaretz.

De media, estos sondeos dan 32 escaños a Gantz y 31 a Netanyahu, mientras que la coalición que a priori podría conformar el primer ministro se quedaría en los 56 escaños -los sondeos le dan entre 54 y 57-, por lo que no lograría los 61 que le garantizarían la mayoría absoluta, que tampoco alcanzaría Gantz.

Estos sondeos dan además doce escaños a la Lista Árabe Conjunta, nueve a Yisrael Beitenu -liderado por Avigdor Lieberman y considerado clave para la formación del Ejecutivo- y a Shas, ocho a Judaísmo Unido de la Torá, siete a Yamina, y cinco a la Unión Democrática y el Partido Laborista.

De cara a las elecciones, el exministro de Defensa ya había adelantado que no se unirá a un Ejecutivo liderado por Netanyahu, lo que dificultaría las expectativas del primer ministro de prolongar su mandato al frente del país.

Por su parte, el Comité Central Electoral indicó que a las 20.00 horas (las 19.00 horas en la península e Islas Baleares) la participación era del 63,7 por ciento, 2,4 puntos porcentuales superior a la registrada a esa hora en abril.

Segundos comicios Las elecciones son una repetición de las celebradas en abril, después de que Netanyahu no lograra acordar un Ejecutivo y optara por convocar nuevas elecciones antes de permitir al presidente, Reuven Rivlin, pasar el testigo a otra persona para intentar formar Gobierno.

En Israel, la población vota a una lista de candidatos al Parlamento, en el que posteriormente se forjan las alianzas. Hasta la fecha ningún partido ha logrado una mayoría absoluta, lo que hace de la etapa postelectoral un elemento clave del proceso.

Rivlin aseguró ayer que está decidido a impedir que esto ocurra de nuevo. "Haré todo lo posible conforme a la ley y a los poderes garantizados por mi cargo para que Israel tenga un gobierno electo tan pronto como sea posible y que evitemos otra campaña electoral", declaró, según informó DPA.

Gantz, denunciado Precisamente uno de los líderes favoritos en las encuestas para las eleciones de ayer, el exmilitar Benny Gantz, fue denunciado ayer en Holanda por crímenes de guerra debido al bombardeo de una casa en Gaza en 2014 que tuvo como consecuencia la muerte de seis miembros de una misma familia palestina.

El caso fue llevado ante la Corte de Distrito de La Haya por Ismail Ziada, el padre de la familia, que tiene pasaporte holandés y reclama el pago de una indemnización de 600.000 euros.

Según el denunciante, tanto Gantz, principal contendiente del actual primer ministro Benjamín Netanyahu, como el excomandante israelí Amir Eshel, son los máximos responsables de la muerte de sus parientes: su madre, tres hermanos, una cuñada y un sobrino de 12 años.

El bombardeo sucedió el 20 de julio de 2014, cuando el candidato israelí era el jefe del Estado Mayor de su país y el Ejército llevó a cabo la operación Margen Protector, en la que murieron más de 2.000 palestinos, según el Ministerio de Salud de Gaza.

Un panel compuesto por tres jueces celebró ayer una primera vista oral para estudiar un recurso presentado por los abogados de Gantz y Eshel, que han pedido al tribunal que se declare incompetente y desestime el caso.

El abogado de Gantz en Holanda, Thom Dieben, pidió a los jueces que desestimen el caso porque, según dijo, debería tratarse en un tribunal de Israel.

Añadió que las muertes ocurrieron mientras el actual candidato a primer ministro de Israel disfrutaba de inmunidad, debido a su cargo como jefe del Estado Mayor.

Respecto a la operación Margen Protector, el letrado sostuvo que tenía como objetivo "proteger al pueblo de Israel y terminar con los continuos ataques con misiles que se producían desde la Franja de Gaza". - D.N.