Continúan los incendios en Australia mientras las lluvias siguen causando estragos en el noreste del país

18.01.2020 | 13:15
Un bosque, calcinado tras un incendio en Australia / EFE

CANBERRA. Decenas de incendios continúan ardiendo este sábado en Australia mientras las lluvias torrenciales y las tormentas siguen causando estragos en áreas al noreste del país.

Varias carreteras han sido cortadas y diferentes parques han tenido que cerrar en el estado de Queensland debido a las fuertes lluvias, que han acumulado hasta 330 litros de agua por metro cuadrado en algunas zonas.

Medios locales han mostrado vídeos en los que se pueden ver decenas de vehículos siendo arrastrados por las fuertes corrientes de agua generadas tras la lluvia.

La agencia de meteorología de Australia ha advertido a través de Twitter de la presencia 100 litros de agua por metro cuadrado en ciertas localizaciones. "La lluvia fuerte e intensa ha descendido, aunque pueden continuar las lloviznas y las tormentas durante el fin de semana. Tened cuidado en las carreteras", han trasladado.

La Policía de Queensland ha sostenido que han recibido más de 50 declaraciones de inundaciones de carreteras en la mañana del sábado.

Por su parte, en el estado de Nueva Gales del Sur los bomberos intentar contener 75 incendios, "aprovechando las buenas condiciones", de los que todavía quedan 25 por controlar, según ha confirmado el Servicio de Bomberos Rurales (RFS, por sus siglas en inglés).

En el estado de Victoria, continúan activos una decena de incendios, la mayoría de ellos en East Gippsland y en el noreste de las zonas alpinas.

CALIDAD DEL AIRE "MUY POBRE"

Además, la Agencia para la Protección del Medio Ambiente de Australia ha señalado que el humo de los incendios ha provocado que la calidad del aire pase de "buena" a "muy pobre".

El impacto de los incendios forestales en el turismo de Australia podría causar pérdidas por valor de hasta 4.500 millones de dólares australianos en el sector para finales de 2020, según un informe del Consejo de Exportación y Turismo de Australia.

Los fuegos han destruido también casi el 80 por ciento de la región boscosa conocida como Montañas Azules, zona catalogada Patrimonio de la Humanidad, situada en Nueva Gales del Sur, el estado más afectado por los incendios que han consumido ya más de 10 millones de hectáreas.

Australia ha atravesado condiciones climáticas extremas, con previsiones que en ocasiones superaron los 40 grados centígrados y vientos de hasta 90 kilómetros por hora en muchas áreas rurales. Estas situaciones han dificultado la extinción de unos fuegos que ya han devorado unas 10 millones de hectáreas en todo el país y han provocado la muerte de una treintena de personas y daños valorados en millones de dólares, así como la devastación de la biodiversidad del país.